El gran imán del verano es el mar, y para el caso de Santa Fe, el río. Pero no todas las playas con que cuenta la ciudad ofrecen al veraneante una buena opción de esparcimiento. Es el caso de aquellas cuyos concesionarios aún no se han hecho cargo, y donde el escaso mantenimiento y la falta de servicios las convierten en poco atractivas para la gente.

Un ejemplo es el nuevo balneario Los Sauces -habilitada por la Municipalidad este año- y que está sumamente descuidada. El nivel de agua de la laguna Setúbal subió en la última semana y le quitó la mitad de la arena, dejando incluso una sombrilla en medio del agua. La última tormenta dejó otro parasol tirado en el suelo, y el camalotal avanza sobre la costa sin que nadie lo retire.

Los Sauces está ubicada poco antes de ingresar al camping de Luz y Fuerza, y aunque no tiene mucha extensión fue la opción que encontró la Municipalidad para reemplazar a Playa Norte, que no estuvo abierta al público durante la última temporada debido a la inseguridad de la zona.

A pesar de las buenas intenciones, playa Los Sauces está lejos de atraer masivamente a la gente. El problema radica en que el concesionario -la Fundación Amanecer- todavía no se hizo cargo del lugar. Hay un puesto a medio instalar pero todavía nadie aparece a brindar un mínimo servicio de bar y a realizar la limpieza.

“Estamos intimando al concesionario y la semana que viene va a ser el último plazo, si no se la daremos a otra entidad. Por lo pronto, nosotros nos ocupamos de la limpieza con el poco personal que disponemos”, aseguró el subsecretario de la Producción municipal, Ricardo Zarabia.

Lo mismo sucede con Los Alisos, detrás del barrio El Pozo, donde la cooperadora de una escuela tiene otorgada la explotación y aún no se hizo cargo. “También hablamos con ellos para pedirles que se pongan a trabajar de inmediato”, dijo el funcionario.

Esa playa tiene la ventaja de ser excepcionalmente amplia, con un paisaje natural privilegiado. Pero no hay baños ni servicio de bar o alquiler de reposeras. “La verdad es que este lugar es un desperdicio, podría estar mucho mejor”, se quejó María, una asidua concurrente a Los Alisos.

LA CONTRACARA

Los balnearios concesionados a privados presentan un panorama diferente. Son los casos del Espigón I a cargo del comedor ubicado en el lugar; del Espigón II, también concesionado a un comedor, y del parador I de la Costanera Este a cargo de Costa Juárez y del II perteneciente a Triferto.

Los paradores de la Costanera Este ofrecen reposeras, música funcional, sombrillas, duchas, bares y comedores. Es la playa preferida de los santafesinos que por la noche también pueden disfrutar de los boliches bailables y de la oferta gastronómica.

Sin embargo, el río no da tregua y el nivel de agua de la laguna Setúbal ha quitado casi todo el solarium a la costa este. En los espigones, por su ubicación, todavía queda una amplia extensión de playa para disfrutar.

Los concesionarios de ambos espigones ofrecen servicio de bar, limpieza, sanitarios de material (en el caso del Espigón II también hay baños químicos) y retiran a diario el camalotal que arrastra el río crecido.

Lo único que afea al Espigón II, sobre la Costanera, es la estructura (que le dio el nombre) a medio terminar y que está cubierta de yuyos y basura, lo que otorga mal aspecto al paisaje. Al respecto, el funcionario indicó que hay conversaciones para que la obra de defensa de la Costanera Oeste incluya la obra del Espigón, aunque “hasta el momento es sólo una posibilidad”, aclaró.

CALIDAD DEL AGUA

Todavía se prevé que la Setúbal siga creciendo. “Esperemos que no supere los 4 metros (en el puerto de Santa Fe) porque nos va a quitar demasiada playa”, comentó Zarabia, quien advirtió que si llega a esa altura, la primera en desaparecer será Los Sauces.

Por otro lado, el subsecretario de la Producción llevó tranquilidad en cuanto a la calidad del agua de los balnearios. “Cada 15 días repetimos los estudios a cargo del Instituto de Limnología y la gente se puede bañar tranquila porque el agua está en buenas condiciones”, destacó.

60 GUARDAVIDAS

Las playas están habilitadas desde las 9 hasta las 20. Durante ese lapso, guardavidas controlan a los bañistas y les impiden que permanezcan en el agua fuera del boyado que demarca la zona permitida.

Una dotación de 60 guardavidas trabaja en turnos rotativos, y todos están conectados con la Dirección de Turismo de la Municipalidad a través de handies. De esta forma, si se suscita algún problema, la guardia que queda en la Dirección llama al Cobem o a la Policía para que tomen cartas en el asunto.

Además, una lancha con bañeros recorre durante el día las distintas playas para reforzar el control.

Seguridad y prevención

La División Relaciones Policiales y la Brigada de Playas de la Unidad Regional I de la Policía recordó algunas medidas de seguridad y prevención para poner en práctica en los balnearios santafesinos durante el actual período estival.

Opinó que la prevención es el método más efectivo para reducir la exposición al riesgo, motivo por el cual recomendó ser prudente para que las playas puedan ser aprovechadas por los santafesinos óptimamente y sin contratiempos. Las sugerencias son las siguientes:

No utilice como balnearios lugares no habilitados.
Evite ingerir bebidas alcohólicas antes de ingresar al agua.
No ingrese inmediatamente al agua luego de ingerir abundante comida.
Controle que sus hijos no se alejen demasiado de su lado. Contrólelos. Observe cuidadosamente sus movimientos y no deje que ingresen solos al agua.
No ingrese a la zona de playa con envases de vidrio, ya que su rotura puede ocasionar lesiones de distinta consideración a los bañistas.
Respete las señalizaciones que se encuentren emplazadas en sectores de playa y alrededores.
Realice deportes únicamente en sectores autorizados.
Mantenga bajo control sus pertenencias. Evite llevar objetos de valor que puedan tentar a quienes hacen de su profesión el delito.
Si llega en vehículo controle que se encuentra correctamente cerrado antes de alejarse de él y estacionado en dársenas y sitios permitidos.
Si realiza pesca deportiva, hágalo únicamente en los sectores limitados para tal fin, de manera de no poner en riesgo la integridad física de las personas que pretenden disfrutar de un día al aire libre.
Si tiene una moto de agua, lancha u otro tipo de embarcación extreme sus cuidados a la hora de desplazarse con ellas en los sectores habilitados para bañistas.
Evite exponerse demasiado a los rayos del sol. Utilice cremas protectoras para su piel. Todos los años, numerosas personas deben ser asistidas con quemaduras de distintos grados por esa causa, que ponen en riego su salud.
Si encuentra vidrios u objetos peligrosos enterrados en la arena no los arroje al agua y busque colocarlos en los contenedores o recipientes habilitados.
No se aleje de la zona habilitada o demarcada por boyas en el agua. Sea consciente y no arriesgue su vida.
Recuerde que discando 101 desde cualquier teléfono público, particular o celular, podrá requerir el auxilio de la Policía.