Los 25 miembros del Consejo de Gobierno de Irak aprobaron hoy, de forma unánime, una constitución interina, durante un encuentro previo a la ceremonia en la que fue firmado el documento.

El Consejo se reunió esta mañana, junto con los principales administradores de Estados Unidos y Gran Bretaña, Paul Bremer y Jeremy Greenstock, para revisar el documento luego de resolverse algunas cuestiones sobre sus cláusulas, a la que habían objetado los principales religiosos chiítas de Irak. Los apartados permanecieron sin cambios.

“Debemos poner los intereses de la nación por encima de los nuestros. El mundo espera y nos requiere que trabajemos al servicio de nuestra nación”, dijo el presidente del Consejo Bahr al-Ulloum durante el encuentro, antes de que todas las manos de los miembros del organismo se alzaran para expresar su aprobación de la carta magna.

Posteriormente, todos fueron a una ceremonia pública para su promulgación. Una media hora antes de la ceremonia, una potente explosión fue escuchada en Bagdad y se alzó una columna de humo desde el hotel al-Mansour, a cerca de un kilómetro del centro de convenciones donde se realizaría la promulgación.