La posibilidad de que Santa Fe tenga una usina de generación térmica, basada en el uso de gas natural, es parte de los objetivos planteados por la actual administración provincial.

El objetivo fue enunciado tanto por el gobernador Jorge Obeid como por el interventor de la EPE, Luis El Halli Obeid, cuando se tomó la decisión de transformar a la empresa en la órbita estatal. Incluso el proyecto de ley que fue enviado a la Legislatura -y se trataría después del actual receso-, plantea entre las transformaciones instrumentos para alentar esa actividad.

UN PROYECTO DE U$S 400 MILLONES
En su edición de hoy, el diario La Nación informa que existen planes de la Secretaría de Energía de la Nación para financiar -mediante un fondo de fideicomiso- la construcción de una usina de termogeneración con gas, de unos 400 millones de dólares.

El diario indica que se ha pensado en la región del río Paraná, pero no devela la exacta ubicación del emprendimiento, ni si la provincia sería alcanzada por la eventual inversión. Tampoco se describe la capacidad de generación del emprendimiento, ni si se ha pensando en alentar las inversiones con algún contrato de provisión a una distribuidora eléctrica en particular.

También el matutino destaca que ya fue firmada una resolución por el secretario de Energía, Daniel Cameron, la N°712, que prevé la creación del fideicomiso surgido de los aumentos a los usuarios del programa de ahorro energético, en especial sobre el sistema de distribución de gas natural.

La obra debería por ese mecanismo ser financiada por las propias empresas del sector y estar funcionando dentro de dos años y medio.

REPERCUSIONES
El Litoral consultó a la Empresa Provincial de la Energía, donde -según se señaló- no existen mayores precisiones que la que ofrece el señalado matutino porteño.

La EPE indicó que no existe ninguna comunicación oficial de las autoridades energéticas nacionales y al cierre de esta edición, funcionarios santafesinos intentaban obtener más datos al respecto.

Por otra parte, cabe recordar que las pretensiones de contar con una planta de generación térmica en la provincia se han vinculado siempre al proyecto de desarrollo del gas.

La idea más firme es tentar a inversores en la construcción de una planta mediante un contrato de provisión, que le asegure a la empresa la venta de la energía a producir durante los primeros años, con un precio pactado entre la EPE y la futura generadora.

En ese sentido, una de las posibles ubicaciones para una planta de este tipo es el corredor ubicado entre la localidad de Sauce Viejo y la ciudad de Coronda, junto al río de ese nombre, que ofrece el agua necesaria para la refrigeración de la usina.

La idea es una generadora de entre 700 y 800 megavatios mensuales, cifra que puede compararse con los 500 megavatios que por mes demanda la EPE para sus clientes residenciales y comerciales (no están incluidos en esa cifra los grandes clientes industriales).

Demanda atenuada
El programa de ahorro energético -un tema casi desaparecido de los medios de comunicación masivos de Capital Federal- ha logrado atenuar la demanda de energía eléctrica, pero no bajarla según lo previsto.

De acuerdo con un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico, Fundelec, la demanda durante junio en todo el país fue un 6,6% con respecto al mismo mes de 2003.

La cifra es menor al crecimiento que venía produciéndose de un año a esta parte, pero no refleja las expectativas de ahorro que se diseñaron en el programa dirigido a los usuarios en el orden nacional