Mientras la violencia en la región no cede, palestinos e israelíes alcanzaron hoy un principio de acuerdo, que se centra en transferir el control de seguridad en la Franja de Gaza a la policía palestina. A la vez, el fundador del movimiento islámico Hamas, Ahmed Yassin, insinuó la disposición de su grupo a declarar un alto el fuego.

El jefe de seguridad palestino, Mohammed Dahlan, y el coordinador israelí para los territorios palestinos, Amos Gilad, acordaron una retirada de las tropas israelíes de los territorios reocupados de la Franja de Gaza.

Los palestinos se comprometieron a impedir que se disparen pequeños cohetes del tipo “Kassam” así como que se produzcan atentados contra objetivos israelíes una vez que se retiren las tropas israelíes.

Las declaraciones de Yassin se producen tras una nueva operación militar israelí que dejó tres extremistas palestinos y un soldado israelí muertos en el sur de la Franja de Gaza, donde se presume están escondidos militantes de Hamas, según informó hoy el Ejército de Israel.

Soldados israelíes, apoyados por varios helicópteros, rodearon dos edificios en el área de Netzarim, al sur de Ciudad de Gaza, mientras intentaban detener a un “destacado dirigente de Hamas”, informó Radio Israel.

Otros tres palestinos fueron capturados durante la acción. Un soldado israelí sufrió heridas leves durante el intenso tiroteo. Hubo una fuerte explosión durante un intercambio de disparos en uno de los edificios rodeados por las fuerzas israelíes, en una operación en la que murieron dos supuestos militantes. Otropresunto militante de Hamas murió en el intento por escapar.

Según fuentes palestinas, las víctimas mortales son el hijo de Adnan el Rul, considerado uno de los constructores de bombas más importantes de Hamas, su hermano y otro militante.

Por su parte, el enviado estadounidense para Cercano Oriente, William Burns, se reunió en Jerusalén con el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Sulwan Shalom, para discutir sobre la aplicación de la “hoja de ruta”, el plan de paz aupiciado por el “Cuarteto”, integrado por Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Rusia y las Naciones Unidas.

Además, Burns viajó a Jerusalén para preparar la visita de la consejera nacional de Seguridad estadounidense, Condoleezza Rice, informó la radio israelí.

Rice llegará a Israel en la noche del sábado y se reunirá el lunes con el primer ministro Ariel Sharon, el ministro de Defensa, Shaul Mofaz, y con el canciller Shalom.