Miguel Cappiello dijo que “es tan finita la diferencia que nos lleva a que tengamos que esperar el escrutinio definitivo” y que “en las primarias con el recuento definitivo tuvimos dos mil votos más”. Tras las elecciones del domingo, donde el socialismo se impuso por el 27,21 por ciento de los votos, el electo candidato a concejal de Rosario, Miguel Cappiello, sostuvo que “el recuento definitivo hay que hacerlo” ya que “hay muy poca diferencia entre el ingreso de Verónica Irizar y el doctor Cossia”.

 

Es que si bien el socialismo se impuso por amplio margen contra el Frente Para la Victoria y el PRO, logró ingresar cuatro concejales y terminó cediendo una banca, que de acuerdo al escrutinio provisorio ocuparía el candidato de Unite para la Victoria, el veterinario Carlos Cossia.

 

“Es tan finita la diferencia que nos lleva a que tengamos que esperar el escrutinio definitivo. Pasó en las primarias que después del recuento definitivo tuvimos dos mil votos más”, sostuvo Cappiello a “En Profundidad” de Canal 4 de Cablehogar.

 

El ministro de Salud provincial sostuvo además que “teniendo en cuenta lo que fueron las primarias, que sacamos un porcentaje menor todavía, acá hubo una cantidad mayor de votos” y entiende que esto “significó un trabajo interesante en los distintos barrios y nos permitieron que tuvieran un conocimiento mayor de mi persona”.

 

Consultado sobre los dichos de Cavallero sobre el hecho de que el 70 por ciento de los rosarinos no votaron al Frente Progresista, Cappiello contestó que “lo que el rosarino votó es la continuidad de un proyecto” y que “la gente sigue creyendo en el Frente Progresista y nos sigue votando y prefiriendo porque todavía hay muchas propuestas que tenemos y que vamos haciendo y que vamos avanzando con junto con los vecinos”.