El accidente se produjo en horas de la madrugada, en la zona de La Recoleta, cuando el móvil policial se dirigía como apoyo a un procedimiento. Los dos agentes fueron hospitalizados y uno de ellos debió ser trasladado a un efector sanitario privado de la ciudad con traumatismos varios. Los uniformados fueron identificados como Julio Amadio de 39 años y el cabo Carlos Núñez de 36 años. Si bien no existen detalles sobre el estado de salud de los integrantes de la brigada Motorizada de la URI, se sabe que sus vidas no corren peligro. En tanto, sobre la situación del chofer del remis de la empresa Lautaro, identificado como Ismael Noriega de 31 años de edad, trascendió que sólo resultó con excoriaciones leves que obligaron a realizarle algunas curaciones.

Finalmente, en lo que respecta al altercado de tránsito, se supo que el vehículo oficial -un Chévrolet Corsa 5473 perteneciente al Cuerpo de Patrulla Urbana- se dirigía a prestar servicio por lo que no extraña que se haya desplazado a alta velocidad. No obstante, no se indicó si cruzó el semáforo en rojo y si traía su sirena encendida.

El incidente fue en la intersección del boulevard y calle 25 de Mayo. Esta mañana, el celular aún continuaba sobre el cantero central de la vía rápida, y presentaba su lateral derecho bastante golpeado. Se estima que en el transcurso de las próximas horas se completarán las tareas tendientes a removerlo.