René Mangiaterra, director del molino Matilde, confirmó que después de “una escalada sin precedentes”, el precio de la harina y el trigo comienzan a descender. Explicó a qué se debió la suba y detalló por qué se trató de una situación “lógica”.
René Mangiaterra (LT10)Tal como lo consignó esta mañana en diálogo con LT10, “trigo y harina bajaron en general, respecto de hace 15 días cuando llegaron a valores sin precedentes en el mundo”, a punto tal que alcanzó a cotizar a 750 dólares en nuestro país, mientras en Chicago, por ejemplo, se situaba en los 300 dólares.

Según mencionó “el trigo bajó bastante y las harinas, como lógica consecuencia, están bajando bastante también”. Por lo tanto, diferenció la situación que se detecta hoy, a dos semanas de que la bolsa de harina costara $380 con impuestos incluidos. “Hoy está en $320, es decir que en la última semana bajó 20%”, agregó.

No obstante, el empresario señaló que las escaladas de precio se debieron a que “faltaba un poco de materia prima pero cuando empieza a fluir, lógicamente baja”. Además, añadió que “por una cuestión de oferta y demanda, como sucede en cualquier país del mundo, los precios estallaron” y, al tratarse de “un producto de primera necesidad que no es elástico”, es normal que esto suceda.