Fue anoche, cuando un matrimonio regresaba a su hogar ubicado en Avellaneda Oeste. Circulaban normalmente por un camino alternativo a la Ruta 31 debido a que esa vía se encontraba cubierta de agua, cuando atropellaron a un hombre que esta estaba tendido en el suelo. Anoche, cerca de las 22 hs., Hugo Sánchez (45 años) conducía su auto marca Renault 12 por un camino de ripio, alternativo a la Ruta 31 con destino a su vivienda, cuando atropelló a otro hombre. Según se supo, el coche circulaba por ese sendero rural debido a que la ruta 31, que habitualmente se utiliza para llegar a Avellaneda, estaba cubierta de agua como consecuencia de las copiosas lluvias.

En el vehiculo también se trasladaba la esposa de Sánchez, de 46 años de edad, y las dos hijas del matrimonio. Los cuatro regresaban a su casa cuando comprobaron que habían pasado por encima de un importante bulto. Estimando que se trataba de un animal, el padre de familia descendió del rodado y comprobó con horror que se trataba de una persona.

Quiso la fatalidad que el atropellado sea un conocido, vecino de la zona y compañero de trabajo de Sánchez. La víctima fue identificada como Manuel Ríos, de 52 años de edad, quien pereció en el acto. La bicicleta que le pertenecía, en tanto, estaba tirada al lado del camino pero sin signos de violencia. De este modo, se descartó la ocurrencia de una colisión.

Investigaciones posteriores llevadas adelante por la policía local, indicarían que el occiso se encontraba dormido en el camino cuando pereció. El informe del médico policial informó que la muerte sobrevino por aplastamiento de la zona toráxica.