La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) capacitó a 700 inspectores de tránsito dentro del Programa de Formación de Actores en Seguridad Vial para Municipios y Comunas, y que tiene por objetivo brindar mayores herramientas para profesionalizar la tarea del agente en los procedimientos de seguridad vial.

 

El Programa contempló la realización de 15 encuentros en las cinco regiones durante los meses de setiembre, octubre y noviembre. Se realizó un encuentro de formación de media jornada en Rosario, Recreo, Venado Tuerto, Rafaela, Firmat, Armstrong, San Lorenzo, San Cristóbal, San Justo, Esperanza, Reconquista y Santa Fe, y participaron inspectores de más de 50 comunas y municipios.

 

La importancia de la formación

 

La capacitación de los inspectores de tránsito es una de las principales estrategias de gestión pública para abordar la problemática de la inseguridad vial. Ellos son un actor clave en la política de control y prevención de la APSV. Su formación es fundamental para que sus intervenciones en los procedimientos sean más eficaces.

 

El Programa incluyó cursos de formación y actualización de contenidos dirigido a inspectores de tránsito de la provincia, que les permitieran adquirir herramientas adecuadas para mejorar su labor profesional.

 

En el marco de este Programa, durante 2013 la APSV capacitó también a más de 70 jueces de faltas de toda la provincia en Rosario y Santa Fe. El rol de los jueces de faltas es fundamental en el cumplimiento de las normas ya que son quienes ejecutan el acto sancionatorio a través del cobro o juzgamiento de las multas. Durante 2014 el Programa continuará con ciclos de capacitaciones para otros actores.

 

Enfoque y contenidos

 

En los encuentros se abordó la problemática teniendo en cuenta aspectos actitudinales, teóricos y prácticos, y aspectos técnicos y normativos que estuvieron a cargo de diferentes profesionales de la APSV.

 

Durante las jornadas de formación se propuso un espacio de reflexión y análisis para el abordaje de la temática en la que se incluyó el uso de dispositivos lúdicos que permitieran realizar un diagnostico general sobre la problemática. Herramientas como el teatro y la expresión corporal fueron útiles a la hora de desarticular ciertas posturas rígidas que se toman durante el aprendizaje y contribuyeron a adoptar una mirada nueva con relación a la problemática vial, haciendo eje en el propio cuerpo en su interacción con la movilidad urbana.

 

También se trabajaron contenidos relacionados con accidentología vial, análisis estadístico de la siniestralidad en la provincia de Santa Fe, causas de los siniestros, el fenómeno físico de la colisión, elementos de manejo defensivo. También se trataron aspectos de las competencias y normativa vigente en materia de seguridad vial, órganos competentes, coordinación interjurisdiccional, legislación vigente, leyes nacionales, provinciales y ordenanzas locales, entre otros.

 

Fuente: Prensa GSF