Desde este lunes y durante toda la semana, la Municipalidad y la Provincia realizarán un relevamiento para determinar la situación general y las zonas más expuestas al vector transmisor de la enfermedad. “Este control se hace para poder saber cuánta población adulta de aedes aegypti vamos a tener”, indicó Mónica Berno.

 

En el marco de las acciones que lleva adelante el Municipio para evitar la reproducción del mosquito transmisor del dengue, este lunes comenzará a tomar las muestras de agua en diferentes domicilios, lo que permitirá luego calcular el índice larvario en la ciudad.
En este marco, el jueves pasado, en la Estación Belgrano, se llevó a cabo una capacitación al personal que tendrá a su cargo las tareas de recolección de las muestras, lo que permitirá determinar la situación general y las zonas más expuestas al vector transmisor del dengue en la capital provincial.
El rastrillaje, que arranca este lunes 18, alcanza a unos 25 barrios de los ocho distritos, y contará con la participación de voluntarios de las cátedras de Entomología e Higiene Ambiental de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL.
La actividad es organizada de forma conjunta por la Subsecretaría de Ambiente y la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad; el Programa de Zoonosis y Prevención de la Salud del Ministerio de Salud de la Provincia; y la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral.

“La posibilidad de dengue existe, es probable por eso es importante prestar atención a los síntomas y que quienes los presenten se auto aíslen y asistan al médico”, dijo para comenzar Mónica Berno, subsecretaria de Salud de la Municipalidad.
Respecto de la campaña, indicó que “vamos a recorrer 25 barrios, con grupos de Salud, de Ambiente y de la UNL. La gente tiene que estar tranquila porque cada uno de los inspectores va a estar identificado”.
Asimismo explicó que realizar este operativo “significa poder saber cuánta población adulta de aedes aegypti vamos a tener”. Para esto “vamos a revisar los patios que son los espacios donde el agua de lluvia cae y se puede contener. Vamos a colaborar con la limpieza del patio y vamos a explicar qué se debe hacer”.
Por último, explicó que “tenemos muchos aedes aegypti circulando, el tema es que ese aedes aegypti no se infecte, para esto tenemos que evitar las larvas. La idea es que no vamos a tener dengue pero si los viajeros no se cuidan podemos tenerlos”, finalizó.

 

En qué consiste

El índice larvario es un marcador que permite definir qué población de mosquitos adultos -aedes aegypti- tiene la ciudad. La muestra se realiza en forma aleatoria tomando manzanas al azar, en diferentes barrios de la ciudad.
La actividad tendrá dos categorías. En primer lugar se realiza la toma de muestras de agua dentro de los domicilios, patios e interiores con pipetas; y además se sensibilizará de los vecinos en la problemática dengue y la importancia de reconocer signos de alerta y mantener patios e interiores sin envases que puedan contener agua limpia.
Se les pide a los vecinos que estén atentos y dispuestos a escuchar y permitan el ingreso de los equipos -que estarán identificados- a los domicilios para tomar las muestras. Asimismo, la Secretaría de Salud brindará la información apropiada relacionada con la prevención y los cuidados con respecto con el dengue.

Recorrida

Las tareas comienzan este lunes 18, donde tres grupos integrado por 21 personas cada uno intervendrán en seis barrios. El primer equipo visitará Villa del Parque y Barranquitas Sur; el otro, estará en Ciudadela Norte y Schneider -los cuatro del distrito Oeste-; y el último, concurrirá a Candioti Norte y Candioti Sur, del distrito Centro.
El martes 19, volverán a salir al campo y estarán en Cabaña Leiva y 21 de Octubre; el segundo, intervendrá en San José y San Martín -todos del distrito Norte-; y el último visitará, San Agustín y Juventud del Norte, en el distrito Noroeste.
En la zona de La Costa, los equipos trabajarán el miércoles 20; mientras que el jueves 21, un grupo recorrerá el sector del Parque Juan de Garay y San Lorenzo, en el distrito Suroeste; otro grupo estará en barrio Sarmiento y Escarafía, en el distrito Noroeste; y el tercero en Las Delicias, que pertenece al distrito Norte, y Altos del Valle, en el distrito Noreste.

Y para concluir la semana, un equipo visitará el viernes 22 el barrio Siete Jefes, en distrito Centro y en Mayoraz; otro en Belgrano y Fomento 9 de Julio; y el último grupo recorrerá Alberdi y Guadalupe Oeste -estos cinco pertenecen al distrito Este-.

Sin mosquitos, no hay dengue

Durante las jornadas, se entregará material informativo acerca de la temática y se concientizará sobre la importancia de la descacharrización, que consiste en la eliminación de los reservorios de agua que permiten la reproducción del mosquito transmisor del dengue y es la forma más efectiva de prevenir la enfermedad.
Para eliminar los criaderos del Aedes Aegypti, se aconseja impedir que los recipientes en uso acumulen agua; cambiar con frecuencia el agua de floreros o reemplazarla con arena; mantener boca abajo los recipientes que no se utilicen y desechar los objetos inservibles capaces de acumular agua de lluvia (neumáticos viejos, latas, botellas, juguetes, frascos).
En forma complementaria a estas medidas, se aconseja utilizar telas mosquiteras, pastillas, repelentes y espirales de baja toxicidad. Finalmente, en piletas y piletines que se encuentran al aire libre, es recomendable cepillar las paredes en el espacio que se encuentra entre el agua y el borde; y usar larvicidas una vez por semana.

El rastrillaje

El relevamiento implica recorrer los patios del 20 % de las viviendas ubicadas en las manzanas sorteadas y recolectar larvas de mosquitos que se encuentren en recipientes tales como: cubiertas, cacharros, tachos, chatarra, tanques y todo depósito que contenga agua con larvas, colocarlas en tubos de ensayo, para luego realizar la identificación de las especies capturadas.
Posteriormente, se calcularán los índices de vivienda y de Breteau (es un valor numérico que define el número de insectos en desarrollo que se encuentran en las viviendas humanas por la cantidad del total inspeccionado; se utiliza para la determinación de la infestación del mosquito transmisor del dengue) los que darán una idea acabada de la situación en la que se encuentra la ciudad: con alta, media o baja densidad larvaria.