Después de un intenso chaparrón registrado en varias localidades de la provincia de Santa Fe, se restablecen las condiciones de circulación en todas las rutas y autopistas. Solo persiste un inconveniente en RN33 por acumulación de agua. Se registraron, en total, cuatro vuelcos pero sin consecuencias serias.

 

 

 

 

Desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial informaron que cayó algo de lluvia durante la madrugada. Si bien no se registraron valores significativos, fueron suficientes para complicar la circulación en caminos, accesos rutas y autopistas. Ivana Marcos, referente de prensa del organismo, pidió precaución a todas las personas que deban transitar por los corredores y dio un detallado informe de los inconvenientes registrados.

En total, comentó que se produjeron cuatro vuelcos en toda la provincia, ninguno de ellos con consecuencias graves.

En Ruta Nacional 33, comentó que existe una “importante acumulación de agua en la calzada en el tramo entre Zavalla y Pérez” que, incluso, provocó dos tumbos de vehículos livianos. Si bien remarcó que no hubo heridos de gravedad, insistió en la importancia de “circular a baja velocidad y con la debida precaución”.

Por otra parte, en la A012 también hubo un vuelco, a la altura del kilómetro 27. Un auto particular se despistó cerca de las 3.30 h, en el mismo momento en que un camión cargado con soja padecía el mismo inconveniente en circunvalación y Ruta Nacional 34, en la llamada Bajada de Baigorria, al sur de la provincia.

“Cayó poco agua pero fue suficiente para complicar la situación”, aseguró Marcos que, en el mismo sentido, confirmó que “ya están secas todas las calzadas”, excepto la RN33, donde persiste el problema ya mencionado, por lo que se empieza a dudar sobre la procedencia del líquido elemento.