Las empresas Fluviales y Etacer comunicaron en la mañana de hoy la sorprendente noticia. Desde la UNER, integrantes de los Centros de Estudiantes no ocultaron su indignación por el momento en que se difundió la información. Convocarán a asamblea mediante las redes sociales y en lugar a designar, ya que la universidad permanece cerrada.

 

En concreto, el valor del pasaje pasó de 5.70 pesos a 9.80 pesos en el caso de los viajes que unen las capitales santafesina y entrerriana. Para los estudiantes, que gozan de un descuento mínimo, el precio de cada tramo será de $8.

 

Juan Cruz Butvilofsky, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Entre Ríos, en Paraná, se mostró “sorprendido” no solo por la noticia, sino por el momento en que se difundió. “Nos anuncian un aumento increíble en medio de las fiestas, cuando no tenemos posibilidad física de reunirnos”, dijo.

 

Así las cosas, el referente de los alumnos aseveró que “la situación se torna muy complicada la situación para quienes estudian en Paraná o en Santa Fe y residen en la otra ciudad” porque pasarán a pagar casi el doble por un viaje.

 

En otro sentido, reveló que “los canales institucionales” para expresar quejas “los tenemos anegados”. A dos días del comienzo del nuevo año “no tenemos forma de reunir a la asamblea porque ni siquiera está abierta la facultad”. En ese contexto, confirmó que se canalizará el reclamo “en una asamblea a la que convocaremos por las redes sociales. Allí se definirán las medidas a tomar: elevar una nota, salir a la calle, marchar, etc.”, concluyó Butvilofsky.