Al menos diez ataques fueron registrados en las últimas 48 horas en los balnearios más populares de la ciudad.

Al menos diez ataques de palometas sufrieron durante las últimas 48 horas varias personas que bañaban en el río Paraná, en Rosario, y tuvieron que ser atendidos por el sistema de emergencia de la ciudad santafecina.

Según publica el diario La Capital de esa ciudad, se trata de la misma zona en donde ocurrieron los ataques el pasado 25 de diciembre que registraron más de 60 heridas. Una niña de siete años sufrió la amputación de parte de un dedo.

Ante la ola de calor que afectó ayer a todo el país, muchos rosarinos acudieron a refrescarse en el río. La temperatura trepó allí hasta 36,7 grados.

El ataque del cardumen, ocurrido en el popular balneario Rambla Catalunya, en la zona norte de Rosario, provocó heridas a los niños que se encontraban en el agua.

El primero de los ataques de ayer tuvo lugar por la mañana y se registraron al menos otros tres a la tarde. Entre los afectados hay un niño que mantenía minutos después del ataque un pie vendado. Y explicó que estaba quieto en el agua, “flotando”, cuando sufrió una mordedura.

Las palometas son peces carnívoros, de dientes filosos, muy agresivos, que suelen atacar grupalmente y aparecen en las costas del Paraná, especialmente con altas temperaturas. Durante el año permanecen en zonas de camalotes y raramente atacan a las personas. Aun así, el nerviosismo acompañará a los bañistas por bastante tiempo.

 

Fuente: La Nación