El ministro de Defensa, Agustín Rossi, encabezó esta mañana la ceremonia de despedida del nuevo contingente de cascos azules argentinos, que parte para integrar la Misión de Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP). Durante el acto, el funcionario afirmó: “Nuestro compromiso con Naciones Unidas se ha ratificado permanentemente, Argentina es un país comprometido con la paz y nuestras Fuerzas Armadas han asumido ese desafío”.

 

 

 

En el Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para Operaciones de Paz (CAECOPAZ), ubicado en Campo de Mayo, Rossi destacó las actividades que allí se realizan: “Es un centro de capacitación permanentemente ponderado por FFAA de países hermanos. Cada hombre y mujer que participa en misiones de paz lo hace con la debida preparación”.

 

En ese marco, el titular de Defensa, dirigiéndose a los cascos azules, aseguró: “La tarea que van a realizar en estos meses en Chipre tiene toda la responsabilidad y compromiso con el accionar militar, como así también la de representar a nuestra Nación”. Y añadió: “Junto a sus familiares nos sentimos orgullosos de ustedes y confiamos en su desempeño”.

 

Durante su discurso, el ministro también resaltó los logros alcanzados por los cascos azules en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH): “Sientan ustedes que la participación en estas misiones de paz aportan muchísimo al desafío de lograr solidificar la relación de las FFAA con la sociedad civil”. Asimismo, se refirió al desarrollo de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2013-2014, en la cual resaltó el trabajo de los 1500 efectivos que intervienen: “Están cumpliendo con los plazos y objetivos propuestos”.

 

La Fuerza de Tarea Argentina Nº 43 (FTA 43) que parte hacia Chipre está conformada por 249 efectivos, de los cuales 221 pertenecen al Ejército, la Armada, y la Fuerza Aérea Argentina: mientras que el resto son 28 militares extranjeros (14 de Chile y 14 de Paraguay). Del contingente, 12 efectivos son mujeres.

 

Acompañaron el secretario de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias, Roberto Corti; el subsecretario de Asuntos Internacionales para la Defensa, Roberto De Luise; y el director general de Cooperación para el Mantenimiento de la Paz, Fabián Vidoletti. Además, asistieron el jefe del Estado Mayor Conjunto, general de División Luis María Carena; y los titulares del Ejército, teniente general César Milani; de la Armada, vicealmirante Gastón Erice; de la Fuerza Aérea, brigadier general Mario Callejo; y el comandante Operacional de las FFAA, general de División Ricardo Cundom.

 

UNFICYP

 

En 2013 se cumplieron 20 años de participación de la República Argentina en la UNFICYP, aportando cascos azules junto a países como Austria, Brasil, Canadá, Chile, China, Croacia, Hungría, Paraguay, Serbia, Eslovaquia y Reino Unido.

 

También en esa isla del Mediterráneo europeo se encuentra desplegada la unidad aérea UNFLIGHT, compuesta por alrededor de 30 efectivos de la Fuerza Aérea Argentina y sus helicópteros Bell 212 y Hughes 500 D.

 

Naciones Unidas estableció operacionalmente la UNFICYP el 27 de marzo de 1964 para evitar que se reanude la lucha entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota que se enfrentaron por una disputa territorial.

 

El mandato que la ONU dispuso para la UNFICYP es, “que en beneficio del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, consista en realizar el máximo esfuerzo para evitar que se reanude la lucha entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota y, cuando sea necesario, en contribuir a mantener y restaurar el orden público y a volver a la normalidad”.

 

Los cascos azules fueron desplegados en una denominada zona de amortiguación entre las líneas de la Guardia Nacional de Chipre y de las fuerzas turcas y turcochipriotas.

 

En ausencia de una solución política al problema de Chipre el Consejo de Seguridad de la ONU ha ampliado periódicamente el mandato de la UNFICYP, que ha permanecido en la isla para vigilar las líneas de cesación del fuego, mantener una zona de amortiguación, llevar a cabo actividades humanitarias y apoyar la misión de buenos oficios del secretario general.