El gobernador señaló que acordaron el desembarco en Rosario de Gendarmería y que será “en poco tiempo”. Por otra parte, explicó que con la tasa de 32 centavos al combustible que impulsan esperan recaudar 900 millones de pesos al año que serán destinados a reparar las rutas provinciales.

Antonio Bonfatti confirmó en Radio 2 que “en poco tiempo va a haber gendarmes en Rosario”, al tiempo que defendió la aplicación de la tasa que impulsa el Ejecutivo provincial sobre la nafta para destinar los fondos a obras de infraestructura vial.

 

El día después de haber firmado un convenio con el ministro de Planificación, Julio de Vido, para la construcción de cinco mil viviendas en Santa Fe, el gobernador de la provincia valoró que “desde hace varios meses hay un diálogo más fluido con el gobierno nacional”.

 

En ese sentido, confirmó que “siguiendo con la planificación” y la puesta en funciones de la Policía Comunitaria, “en poco tiempo va a haber gendarmes en Rosario” para acompañar a la flamante fuerza a los barrios más conflictivos. Ello es también parte de “la buena comunicación con los ministros de la Nación”, según destacó.

 

En diálogo con Alberto Lotuf y Ciro Seisas en el programa A diario, Bonfatti también sostuvo que firmaron convenios “que tienen que ver con la televisión digital y la fibra óptica” y que abordaron “temas sobre las obras por mayor energia en la provincia”. Asimismo, expresó que dialogaron sobre “el tema del gas natural para licitar los tramos que le corresponden a Santa Fe, el puente Santa Fe-Santo Tomé y los puertos”, entre otras cosas.

 

La defensa a la tasa vial para obras

 

El Ejecutivo provincial ya envió a la Legislatura y puso en discusión un proyecto que, de aprobarse, se traducirá en 32 centavos por litro de nafta cada vez que los usuarios pasen por el surtidor. Lo que se recaude por este valor agregado al combustible se destinará a obras de infraestructura vial. “Tenemos que tener una tasa que sea pagada por los que usan las rutas, no que la pague todo el mundo”, indicó.

 

Tras el repudio de expendedores de combustibles y legisladores, Bonfatti defendió la iniciativa y explicó que la tasa no es fija sino que “a medida que se vayan reparando las rutas, va bajando”. Y disparó: “La nafta aumentó el 43 por ciento el año pasado y no escuché a nadie decir algo”.

 

Los fondos que se recauden tendrán un destino del 70 por ciento para obras viales que llevará adelante el gobierno provincial -unos cuatro mil kilómetros-, mientras que el 30% restante será para las que estén bajo la órbita de los municipios.

 

“El modelo a seguir es Córdoba, donde la tasa ronda los 50 centavos. Nosotros pensamos recaudar 900 millones de pesos en un año, que serían 600 para provincia y 300 para los municipios. A Rosario le correspondierían unos 100 millones para tener sus arterias y caminos en condiciones”, detalló.

 

 

Fuente: Rosario 3