Así lo informó la presidenta chilena durante la cadena nacional por el fenómeno que causó destrozos y muertes en el vecino país.SANTIAGO DE CHILE.- Durante su alocución en cadena nacional con motivo del fuerte sismo de 8 grados en la escala de Richter que afectó el norte del país, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, decretó el estado de catástrofe en las zonas de Arica, Parinacota, y Taparaca, las más afectadas por el fenómeno telúrico y agradeció los ofrecimientos de ayuda de parte de mandatarios de países vecinos, entre ellos la Argentina.

Desde la Casa de la Moneda, Bachelet detalló las medidas que se llevaron a cabo como prevención ante la posibilidad de que se produzca un tsunami, como emitir una alerta y efectuar evacuaciones en diversas ciudades.
“Queremos evitar situaciones de saqueo y desorden. He instruido al subsecretario del Interior que viaje a Iquique [una de las ciudades costeras más afectadas] para que tome las medidas necesarias para volver a la normalidad cuanto antes. Entre sus tareas estará ocuparse de coordinar los distintos ministerios”, expresó la mandataria.

Bachelet informó asimismo que las clases fueron suspendidas en las zonas afectadas. Y advirtió que “el balance total de los daños se va a conocer con el paso de las horas y cuando se pueda recorrer la zona con la luz del día”.

“Quiero agradecer el llamado de la presidenta de la Argentina, Cristina Kirchner, y de Perú y Ollanta Humala y del Embajador de Brasil. El país ha podido enfrentar de buena manera estas primeras horas de la emergencia. Quiero llamar a las personas que mantengan la calma, a que sigan las instrucciones de la autoridad y hagan lo necesario para la seguridad de todos”, dijo.

Tras su alocución, Bachelet procedió a firmar un documento para decretar “zona de catástrofe” las áreas afectadas. Y finalizó: “Mañana voy a hablar con ministros para ver cómo ayudar a las regiones afectadas”.

 

 

Fuente: La Nación