El proyecto que comenzó a gestarse por el año 2009 continúa creciendo. Mediante el incremento de maquinarias, personal y la atención en horario vespertino, el emprendimiento panaderil incrementó su producción.

La panadería Sara Furman, ubicada en Vera y Lamadrid recibió un aporte de 150 mil pesos los cuales fueron destinados a la compra de maquinaria, lo que derivó en la incorporación de más personal. Al respecto Matías Fernández, director provincial de IAPIP comentó que “es una inversión importantísima ya que es necesario cumplir con el convenio firmado con la fundación Furman”. De esta manera se explicó que “actualmente estamos en una producción diaria de 200 kilos y la meta es llegar a los 500 kilos que están firmados en el convenio”.
Además, el director de IAPIP comentó que desde mayo hasta diciembre, la panificadora donará 50 kilos de pan todos los días a distintas instituciones de la ciudad. Además de la posibilidad de adquirir un productor de buena calidad y a buen precio. “Por suerte en la panadería Furman el precio del pan es de 10, habíamos aumentado cuando la harina había llegado a su tope máximo después que la harina bajó, pudimos volver a este precio”.
Nuevo horario
A partir de este mes se comenzó con la venta al público en horario vespertino con muy buenos resultados. “La experiencia es muy satisfactoria, porque rápidamente la gente va incorporando con la posibilidad de contar con La Sarita abierta a la tarde”, comentaron desde el emprendimiento.