La misma se llevó a cabo en el día de ayer en la Defensoría del Pueblo donde estuvieron presentes dos especialistas del Banco Central de la República Argentina quienes informaron sobre protección al usuario de servicios financieros.

Frecuentemente las quejas recibidas en la Defensoría del Pueblo tienen que ver con las operaciones que realizan los vecinos en los bancos, pero lo que no muchos saben es que los bancos deben tener una oficina de atención al usuario. Es por eso que difundir la existencia de este servicio fue el objetivo de la charla de este miércoles.
Al respecto, Luciano Leiva, defensor del pueblo indicó que “las jornadas tuvieron que ver con los derechos en general que tienen los usuarios y consumidores, clientes de bancos y entidades financieras y la posibilidad de explicarle a la población, a los abogados en particular, a las mismas entidades crediticias que existen estos derechos y que hay que aplicar la normativa que se está desarrollando”.
Es por esto que hace un año el Banco Central aprobó una serie de normas destinadas a fortalecer la protección de los usuarios de servicios financieros. En este sentido, Liliana Campomares, integrante de la Defensoría del Pueblo, agregó que se trata de “una norma pro consumidor que prevé, no solo cuestiones de conocimientos del usuario sino, también, tiene una parte muy importante, que tiene que ver con personas con capacidades diferentes, hay una exigencia de Banco Central de tener cajeros automáticos y permitirles a estas personas a acceder y efectuar por ellos mismos sus gestiones”.