Una mujer oriunda de Zavalla estaba embarazada de mellizos y en la fecha de parto dijo que habían fallecido. Funcionarios de la comuna denunciaron que no hubo registros del hecho. Ahora la Justicia provincial investiga una supuesta sustracción de menores y busca determinar si operó alguna red ilegal.
La Justicia provincial investiga un presunto caso de tráfico de bebés ocurrido en las últimas semanas en la región. La víctima es una mujer de la localidad de Zavalla que estaba embarazada y era asistida por personal de la comuna. Cuando se acercó la fecha de parto la madre dijo que sus mellizos habían nacido muertos pero la falta de registros sobre el hecho llamó la atención a las autoridades locales, que presentaron una denuncia. En sede judicial, la mamá finalmente declaró que había dado a luz en una casa particular de la ciudad de Casilda. Ahora se investiga una supuesta sustracción de menores y se busca determinar si por detrás operó alguna red ilegal.

Ignacio Mujica, presidente comunal de Zavalla, contó este lunes al programa La primera de la tarde (Radio 2) que la mujer llegó hace tres meses al área social de la comuna derivada desde el Samco de la localidad donde era asistida por el embarazo de los mellizos. “Cuando llegó la fecha de comprar esta mujer dice que los chicos nacieron muertos en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria pero ahí no había ningún registro”, detalló el jefe comunal.

“Dimos intervención a la policía y en la declaración judicial la mujer terminó diciendo que compró en Casilda, en una casa de familia”, dijo Mujica. Añadió que tras esa declaración hubo varios allanamientos, uno de ellos realizado en la casa de un médico.

“Desde la comuna estábamos construyendo un espacio para que los chicos tuvieran un lugar. Ahora no sabemos si los chicos nacieron, si están vivos y dónde están”, dijo el presidente comunal.

“Acá en el fondo hay un mercado ilegal y la justicia tiene que investigar”, agregó, aunque tampoco está claro si la madre fue víctima de un robo o si cedió a sus hijos bajo alguna condición.

La investigación judicial

Lorena Aronne, fiscal adjunta del Ministerio Público de la Acusación Nº2 de Casilda, sostuvo en diálogo con el periodista Sergio Roulier que se tomaron “innumerables medidas por la denuncia que efectuó la mujer”.

“La denuncia se corresponde a sustracción de menores de edad”, dijo la fiscal y explicó que se trata de “un delito muy grave”.

Informó que hasta ahora se realizaron cuatro allanamientos, tres en Casilda y uno en Rosario. Por ahora, no hay personas imputadas ni detenidas.

 

 

Fuente: Rosario3