Ayer, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, anunció un incremento del 30 por ciento que beneficiará a empleados de la órbita provincial y a municipales.

 

En rueda de prensa, el funcionario afirmó que “desde agosto, las asignaciones familiares que perciben los trabajadores públicos en los conceptos respectivos, tendrán un incremento del 30 por ciento”.

 

La medida comprende a “cónyuges, prenatal, hijos e hijos discapacitados”, detalló Galassi. De ese modo, “en el caso del cónyuge a 40 pesos, al prenatal a 260 pesos, hijo a 260 pesos, hijo discapacitado a 1.040 pesos”.

 

En ese orden, el ministro destacó que “la decisión del gobierno provincial se efectiviza a partir de agosto, con los sueldos que se van a percibir en septiembre; y se hace un año después en que se había otorgado el último aumento a las asignaciones familiares”, sintetizó.