El episodio tuvo lugar en las inmediaciones del ingreso por bulevar Pellegrini, poco antes de las 20. Se enfrentaron bandas antagónicas que se disputan el liderazgo de la barra brava del club. Como consecuencia del hecho, un grupo de reconocidos simpatizantes de la institución fue detenido. “No vamos a cubrir a nadie, el club es de los socios”, enfatizó el presidente de la entidad, Luis Spahn. También consignó que hay “un compromiso” con la barra por la buena conducta.

Luis Spahn (LT10)

 

La disputa tuvo lugar frente al portón ubicado en el ingreso a la entidad por bulevar Pellegrini. Allí se enfrentaron dos facciones antagónicas que aspiran a liderar la barra brava de Unión. Se trataría de las bandas “Los del Nene” y “Los de los Mellis”.

 

Por esa razón, intervino la policía provincial con un operativo especial que incluyó cuatro patrulleros del cuerpo de Infantería y el helicóptero. De cara a la situación, desde la dirigencia se manifestó la preocupación por lo ocurrido, en tanto cabe considerar que hubo un antecedente durante el último cotejo que disputó Unión frente Atlético Tucumán en el 15 de Abril.

 

Según trascendió esta mañana hubo detenidos, pero no personas heridas.

 

En declaraciones a LT10, el presidente Luis Spahn sostuvo esta mañana que se encuentra “con la tranquilidad de que la justicia está actuando en este caso. Nos pusimos a disposición de la Justicia –señaló–, intervino la policía, y el club está a disposición. Requirieron (las imágenes) de nuestras cámaras internas. Esperamos que esto se esclarezca y se tomen las medidas que correspondan”.

 

A propósito, el titular de la entidad rojiblanca fue categórico: “No vamos a cubrir en nadie, el club es de los socios y rige un código de conducta y los socios saben que tienen que atenerse a ese código de conducta”, subrayó.

 

En cuanto a lo acontecido el último domingo, dentro del estadio, Spahn confirmó que “ni bien comenzaron los primeros tiros con piedras, se produjo inmediatamente una represión policial y se tranquilizó todo”.

 

Ya sobre lo sucedido en la víspera, el dirigente apuntó que “las versiones más coincidentes (sostienen) que hubo una detonación, estiman que fue de fuera hacia adentro y que hubo corridas, y ahí terminó todo”.

 

Consultado sobre el compromiso de las autoridades del club para erradicar la violencia, Spahn precisó: “Tenemos con la barra, porque así se la llama, un compromiso, órdenes del club. Fuimos claritos: ‘Cuando salgan de una línea de conducta, que es lo que requiere todos los espectadores y los socios, no vamos a ser permisivos’”, subrayó. En concreto, “les permitimos guardar bombos, banderas en el club”, sintetizó.

 

 

Por su parte, el fiscal regional Ricardo Fessia dialogó esta mañana con el móvil de Santa Fe Directo (Canal 13) e indicó que debido a los hechos “un grupo de ciudadanos, que merodeaba la zona, fue trasladado a los efectos de identificar, pero serían reconocidos simpatizantes de la institución tatengue”.
En cuanto a las investigaciones que se llevan adelante, Fessia comentó que “estamos trabajando con la gente de la Secretaría de Coordinación de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos Masivos, que encabeza Farías, para tratar de empezar a determinar los hechos”.