Senadores y diputados de la Unión Cívica Radical (UCR) de todo el país debatieron en Córdoba el proyecto que envió al Congreso la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, con el que pretende impulsar el cambio de jurisdicción y la reapertura del canje para los holdouts, con las mismas condiciones de los bonistas reestructurados. Mario Barletta, indicó que el radicalismo no lo va a acompañar.

 

En diálogo con LT10, el diputado nacional por Santa Fe, Mario Barletta, sostuvo que “cuesta bastante tratar de entender el motivo del proyecto que ha mandado el Gobierno”, que “en realidad es innecesario”, agregó.

En ese sentido continuó y dijo que “la cláusula cerrojo el Congreso la suspendió, dejando abierta la posibilidad de volver a discutir con los holdouts, en el esquema negociado con los actuales tenedores (de deuda) por lo que no es una reapertura de canje lo que se plantea en este proyecto”.

Por otro lado, “este cambio de domicilio de pago resulta impracticable, por cuestiones que se explican en los contratos originales, y hasta podría ser riesgoso y generar más holdouts”, manifestó el legislador nacional y afirmó que “en definitiva no vamos a ser cómplices de este proyecto”.

“En el primer artículo del proyecto plantea un aval en todo lo realizado, del decreto Nº 563- que es del primer canje 2005- en torno a la deuda externa. Cuestión en la que nosotros no estamos de acuerdo”, aseveró para finalizar el ex intendente de Santa Fe.