Tras la decapitación de su colega James Foley, el reportero fue entregado a las fuerzas de paz de las Naciones Unidas; fue retenido en 2012 por un grupo asociado con Al-Qaeda.

 

El periodista estadounidense Peter Theo Curtis, que había sido secuestrado hace dos años en Turquía cuando intentaba entrar a Siria, fue entregado a las fuerzas de paz de las Naciones Unidas, confirmaron fuentes de ese organismo y de la Casa Blanca.

Curtis fue entregado en la localidad de Al Rafid, en la provincia siria de Quneitra, a las 18.40 hora local (12.40 en la Argentina), según informó la oficina de prensa de la ONU.

El periodista fue entregado posteriormente a representantes estadounidenses después de una revisión médica, agregó el comunicado.

La nota añade que la ONU ha cumplido el papel de “facilitar” la entrega del periodista.

La liberación del periodista también fue confirmada por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien subrayó que Estados Unidos está usando “toda herramienta diplomática, de inteligencia, y militar” a su disposición para conseguir la libertad de otros estadounidenses que son mantenidos como rehenes en Siria.

“Theo salió a salvo de Siria y esperamos que en breve se reúna nuevamente con su familia”, señaló, por su parte, el comunicado de la asesora de seguridad nacional estadounidense, Susan Rice.

La información fue difundida inicialmente por la cadena qatarí Al Yazira, que también señaló que las autoridades de Qatar habían participado en las gestiones para poder en libertad al profesional.

Curtis, nacido en Massachusetts, había sido secuestrado en Antakia, en Turquía, en octubre del 2012, cuando intentaba entrar a Siria para cubrir el conflicto armado en ese país. Según indicó el diario “The New York Times”, era retenido por el Frente Al-Nusra, con vínculos con la red terrorista Al-Qaeda.

La puesta en libertad de Curtis se conoce días después de que se difundiera un video con la brutal decapitación de otro periodista estadounidense, James Foley, que había sido capturado en Siria en 2012 y estaba en poder de un grupo radical islámico.

En el video, titulado “Un Mensaje Para América”, el verdugo de Foley aseguró tener en su poder al también periodista estadounidense Steven Sotloff, cuya vida dijo que dependía del siguiente movimiento del presidente estadounidense, Barack Obama, quien desplegó una ofensiva contra el EI en Irak y Siria.

 
Fuente: La Nación