Ocurrió en un local de la calle Viamonte al 600. Trabajaron efectivos del grupo GEOF. El agresor murió tras escucharse un disparo. Se desconoce aún si se suicidó. La joven se encuentra bien.

Todo comenzó anoche, alrededor de las 19:30 por una discusión entre el hombre y la mujer, que, según reconstruyó la policía, solían ser pareja. El agresor ingresó con un arma y, cuando el intercambio de palabras subió de tono, la tomó de rehén. La pareja se separó hace un mes y ya había antecedentes de violencia por los cuales él tenía una restricción para acercarse.

En el quiosco de la calle Viamonte al 600, esquina Maipú, trabajaron dos ambulancias del SAME, oficiales de la policía de la seccional 19 e integrantes del grupo GEOF. El vallado se extendió a 100 metros y la zona estuvo cercada dos cuadras a la redonda.

Hubo un negociador hablando de forma incesante con el hombre para que deponga su actitud. A la vez, para prevenir que alguien salga lastimado, a los vecinos no los dejaron entrar a sus casas a menos que vayan acompañados por un oficial. A los comerciantes, se les ordenó cerrar las persianas apenas comenzó el hecho.

En diálogo con Infobae, el titular del SAME, Alberto Crescenti, confirmó que la toma concluyó a las 2 de la madrugada, después de casi siete horas de arduas negociaciones. El atacante murió al recibir un disparo en la cabeza, alrededor de las 2 de la madrugada. Se investiga si el hombre se suicidó o si falleció producto de una bala policial.

Sin embargo, según trascendió, se habría suicidado. La Policía aún no brindó detalles de la muerte del hombre. De la joven, aseguran que está en buen estado de salud y que fue trasladada a un hospital de la zona.
Según contó el canal C5N, el hombre durante las negociaciones había pedido a la Policía primero marihuana, luego cocaína, y finalmente una camiseta del club Defensa y Justicia.

 

Fuente: Infobae