Así lo confirmó Pablo Farías, a cargo de la Secretaría de Coordinación de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos Masivos, en torno al partido previsto para el próximo sábado, a las 17.30. Se levantará la clausura de una parte de la tribuna y se podrán portar banderas, aunque no colocarlas en el tejido.

Pablo Farías (LT9)

En rueda de prensa, el funcionario provincial indicó esta mañana que “se mantienen las restricciones vinculadas a la causa que lleva adelante (el juez de Instrucción) Darío Sánchez, que tiene que ver con los incidentes que se produjeron en el partido con Atlético de Tucumán”. De ese modo, se mantienen las restricciones para los 44 barras involucrados en la mentada causa.

 

Sin embargo, se “flexibiliza tipo de restricción: se suspende la inhabilitación de la tribuna. E iremos analizando para las próximas fechas, de acuerdo al comportamiento de la gente en esa tribuna”, añadió Farías.

 

Por otro lado y en relación con las banderas, “vamos a seguir con la restricción de las banderas en los alambrados. No así las banderas de la tribuna, es decir, la gente puede llevar banderas de tamaño pequeño, eso estará habilitado. Pero vamos a insistir en que no las coloquen en los alambrados porque nos interesa seguir viendo lo que va pasando en las tribunas”.

 

En cuanto a los ingresos al estadio, el secretario señaló que “son los mismos”. “Repetimos la idea de que lleguen con tiempo”, en tanto no “van a estar habilitadas las boleterías por Cándido Pujato. Es decir, las únicas boleterías habilitadas son las ubicadas sobre bulevar Pellegrini”, definió.