Lo informó el Pentágono a través de Twitter. Hace dos semanas, el presidente Barack Obama había anunciado que empezarían con la ofensiva.

 

Como lo había anunciado el presidente norteamericano, Barack Obama , hace dos semanas, EE.UU. continúa con los ataques contra el Estado Islámico (EI), esta vez en Siria, según informó el Departamento de Defensa.

 

“Fuerzas de Estados Unidos y de naciones aliadas han comenzado los ataques contra el EI en Siria usando una combinación de cazas, bombarderos y misiles Tomahawk”, anunció en Twitter el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby. “Visto que las operaciones están en curso no estamos en posición por el momento de suministrar más detalles”, añadió.

 

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), informó que se produjeron “casi 20 bombardeos contra posiciones, bases y puestos del EI en la ciudad de Raqa y cerca de las localidades de Tabqa, Ain Issa y Tall Abyad, provocando muertes entre los jihadistas”. Y aseguró que “más de 20 miembros del EI murieron en bombardeos contra dos posiciones de la organización en la provincia septentrional de Raqa, que fueron completamente destruidas, así como varios vehículos ahí estacionados”.

 

La semana pasada, el gobierno norteamericano lanzó un ataque aéreo contra EI cerca de Bagdad, en la primera operación contra combatientes jihadistas en los alrededores de la capital de Irak. Aviones estadounidenses de guerra lanzaron ataques cerca de Bagdad mientras que otras aeronaves atacaron en las montañas de Sinjar al oeste de Mosul, en el norte de Irak.

 

Hasta ese momento, la ofensiva estadounidense contra el EI en Irak, que comenzó el pasado 8 de agosto, se había limitado a posiciones de los jihadistas en el norte del país.

 

 

Fuente: La Nación