El monto de inversión asciende a 25 millones de pesos y estará en el predio del ex Batallón 121 de Rosario.El gobernador Antonio Bonfatti, rubricó el decreto Nº 3.215 a través del cual se adjudicó a la empresa Ing. Pedro Minervino SA, por un monto de 24.942.065,34 pesos, las obras de restauración y refuncionalización del edificio N° 2 ubicado en el predio del Ex-Batallón 121 en Rosario, que será intervenido para el funcionamiento de la Dirección General de la Policía de Investigaciones, que desde febrero funciona en la provincia de Santa Fe.

Los trabajos proyectados sobre este edificio histórico, estuvieron a cargo de la Unidad de Proyectos Especiales del Ministerio de Obras Públicas, y tienen un plazo de ejecución de 10 meses a partir del inicio de la obra. Las mismas serán de alcance integral, comprendiendo las dos plantas existentes, lo que representa una superficie cubierta de 1360 metros cuadrados. La intervención forma parte de un plan de restauración y preservación del área histórica del predio.

A través de la restauración de este edificio para la Policía de Investigaciones, el Ministerio de Obras Públicas acompaña el proceso de reforma policial encarada por el gobierno de la provincia, teniendo como base el plan de seguridad democrática que lleva adelante.

En ese marco, también el gobierno provincial lleva adelante la obra de recuperación de uno de los edificios del ex Liceo General Belgrano en la ciudad de Recreo, departamento La Capital, donde funcionará el Laboratorio Central de Ciencia Forenses.

LA OBRA

De acuerdo al programa arquitectónico de recuperación, refuncionalización y puesta en valor del edificio en el Ex-Batallón 121, se previó que el sector de planta baja albergue las respectivas áreas de gobierno, un laboratorio informático, un salón de usos múltiples (SUM) para cien personas, salas de reuniones y una sala de capacitación. Mientras que en la planta alta, se planificaron otras dos salas para el personal especializado.

Este proyecto fue respetando y teniendo en cuenta la imagen original del edificio, comprenderá la restauración de cubiertas de techo y fachadas, recomponiendo en su totalidad el revestimiento del frente, todos los elementos ornamentales originales y el reemplazo de aberturas.

En el interior, la refuncionalización de sus locales incluirá la incorporación de un ascensor para optimizar la accesibilidad del edificio, la provisión de nuevas instalaciones de climatización, detección de incendios, control de accesos y transmisión de datos, como así también la incorporación de nuevos núcleos sanitarios y la renovación de todas las instalaciones ya existentes.