Fue baleado por delincuentes cuando viajaba en auto con su padre; vecinos reclaman justicia y causan destrozos en Rafael Castillo.

Una serie de incidentes se produjeron esta tarde frente a una comisaría de Rafael Castillo, provincia de Buenos Aires, tras el asesinato de un nene de 13 años.

Según consignó Télam, el crimen ocurrió cuando cuatro delincuentes que confundieron la camioneta en la que viajaba el menor con su padre con la de un productor de seguros al que acababan de robarle 160 mil pesos dispararon y uno de los tiros le dio en la cabeza.

ROBO Y MUERTE

El hecho ocurrió anoche alrededor de las 20, en la esquina de Granville y Albarracín, del barrio Los Pinos de Rafael Castillo, en el partido bonaerense de La Matanza, donde los asaltantes armados abordaron a un hombre en la puerta de su casa con intenciones de robo.

Según dijeron los voceros, los delincuentes obligaron a la víctima, que se dedica a la venta de seguros, a dejarlos ingresar a la vivienda, que se conecta con la oficina en la que atiende al público por su actividad.

De acuerdo a lo que relató más tarde a las autoridades, ante el riesgo de que le dispararan, el hombre se vio forzado a entregarles unos 160.000 pesos en efectivo y otros elementos valiosos.

Con el botín en sus manos, los ladrones salieron de la propiedad, cargaron todo en un auto Citroën en el que habían llegado y lo pusieron en marcha con la intención de escapar, aunque inicialmente equivocaron el camino y giraron en una calle sin salida.

Cuando retomaron el camino, se toparon de frente con una camioneta Chevrolet Meriva idéntica a la que conducía el productor de seguros cuando lo interceptaron.

Por eso, la sospecha de los investigadores es que los ladrones creyeron que el hombre había salido a perseguirlos y uno de ellos extrajo un arma calibre .45 y disparó en su dirección, para luego continuar el escape, dijeron los informantes.

Sin embargo, se trataba de una camioneta distinta, en la que viajaba un hombre llamado Gabriel Torres junto con su hijo Franco, a quien llevaba a jugar al fútbol al club “12 de Octubre” de Ciudad Evita.

“Supuestamente lo venían corriendo, se asustó pensando que yo sería el que lo venía siguiendo”, dijo Gabriel Torres esta mañana en declaraciones a Radio Universidad.

El padre de la víctima agregó que “disparó, entró por la cara del nene, la bala salió por la cabeza. Quedó en el apoyacabezas la bala. Me lo mataron, no sé más nada de lo que pasó”.

Franco falleció de forma instantánea, en tanto que el vehículo en el que se movilizaban los asaltantes fue hallado abandonado por la policía a unas 15 cuadras del lugar.

INCIDENTES

Luego de que se difundiera el hecho, un grupo de vecinos se manifestó frente a la comisaría de Rafael Castillo, causando destrozos. Arrojaron piedras y prendieron fuego a un patrullero en reclamo de justicia por el crimen del menor.

 

 

 

 

Fuente: La Nación