El ministro de Gobierno advirtió que “hay una decisión de limitarle los ingresos a la intendenta con el claro objetivo de perjudicar su gestión”.

 

El ministro de Gobierno provincial, Rubén Galassi, respaldó ayer la gestión de la intendenta Mónica Fein y, en ese sentido, le pidió mayor compromiso al Concejo Municipal frente a una de las aspiraciones inmediatas de los encargados de hacer cuentas en el Palacio de los Leones. “En muchas ocasiones (el cuerpo legislativo) no comprende que, para sostener servicios, es necesario actualizar tributos. Esto no es pedir permanentemente que las cosas aumenten sino aceptar que vivimos una realidad con inflación y que, de la misma manera en que se incrementan todos los insumos destinados a hospitales y obras, hay que actualizar también la TGI (tasa general de inmuebles)”, enfatizó el funcionario.

 

Galassi sintonizó con las pretensiones del municipio de avanzar con un incremento de la TGI en el proyecto de presupuesto 2015, porque entiende que de lo contrario no sólo se podrían ver afectadas algunas obras sino el ritmo de pagos a proveedores. Para la administración socialista, el actual ritmo inflacionario dejó muy atrás el retoque del 19,5 por ciento de la tasa que finalmente autorizaron los ediles para este año.

 

“La intendenta está haciendo un gran trabajo en un momento… Rosario es una gran ciudad que tiene muchísimos servicios y, al mismo tiempo y como en el resto del país, vive una realidad compleja. Se está invirtiendo en los sectores que más lo necesitan porque es una ciudad equilibrada que debe tener un desarrollo equilibrado. Y, en la medida en que todos los ciudadanos acceden a mejores servicios y condiciones generales de vida, tenemos una mejor ciudad”, afirmó Galassi durante una entrevista concedida a Somos Rosario.

 

Fue entonces cuando el ministro advirtió: “Fein está haciendo un gran trabajo a pesar de muchas dificultades y de que tiene un Concejo que, en muchas ocasiones, no comprende que para sostener servicios es necesario actualizar tributos”.

 

“Esto no es pedir permanentemente que las cosas aumenten sino aceptar que vivimos una realidad con inflación y, que de la misma manera en que se incrementan todos los insumos destinados a hospitales y obras, hay que actualizar también la TGI”, aseguró Galassi, para luego sentenciar: “Creo que hay una decisión de limitarle los ingresos a la intendenta con el claro objetivo de perjudicar su gestión”.

 

Días atrás, la secretaria de Hacienda municipal, Verónica Irízar, había afirmado a La Capital que es obligación del Ejecutivo, como administrador, mantener, y en lo posible incrementar, la autonomía fiscal, no sólo para el funcionamiento del Estado sino para llevar adelante la demanda de obras y servicios que requiere la ciudad.

 

No obstante, la funcionaria ratificó que presentará un pedido de actualización de la TGI sólo si existe el consenso necesario para su aprobación en el Concejo, un escenario complejo.

 

Ocurre que en el Palacio Vasallo, a la atomización de bloques, se le agrega como condimento las elecciones del año próximo. Algo que puede llegar a exacerbar las posiciones de algunos sectores de la oposición, donde varios aspiran a candidaturas a intendente o a revalidar su banca.

 

Irízar también ratificó que pedirá una prórroga para la presentación del proyecto de presupuesto 2015 (el plazo vence el 30 de septiembre), el cual se está terminando de ajustar.

 

Además, se deben analizar los números que proyecta el ministro de Economía provincial, Angel Sciara, quien dijo que solicitará una prórroga en ese sentido.

 

 

Fuente: La Capital