En Tribunales, a 14 meses de la tragedia, reclamaron celeridad en el tratamiento del expediente. Afirman que les quieren “cerrar la boca” con trabas judiciales. Y exigen que los reciba la intendenta, el gobernador o la presidenta de la Nación.

A un año y dos meses de la tragedia de calle Salta 2141, familiares de las 22 víctimas fatales se presentaron en los Tribunales para pedir que avance la investigación sobre la explosión y denunciaron, entre otras cosas, que la jueza Irma Patricia Bilotta “se quiere desentender de las decisiones”.

En septiembre último, el juez Guillermo Llaudet Mazza, integrante de la sala III de la Cámara Penal, hizo lugar al recurso de inconstitucionalidad planteado por la defensa de los cinco empleados de Litoral Gas procesados en la causa. A través de su resolución, el magistrado rechazó, además, pedidos similares presentados por el gasista Carlos García y por cuatro familiares de las víctimas.

El expediente fue elevado a la Corte Suprema de Santa Fe, que deberá resolver si corresponde hacer lugar a las apelaciones que Llaudet Maza había rechazado, invocando una cuestión de procedimiento.

En ese marco, la jueza Bilotta fijó un plazo hasta el 10 de octubre próximo, para que los más de 30 abogados querellantes analicen la causa y ésta es la medida más cuestionada por los familiares que entienden la actitud de la magistrada como una muestra clara de “querer desentenderse de la toma de decisiones”.

“Es una vergüenza y una burla que tengamos que esperar que se expida la Corte Suprema, porque ya sabemos que la Corte no tiene tiempos. Puede contestar la semana que viene o dentro de dos años y mientras tanto, la investigación va a estar detenida porque el doctor (Walter) Stramazzo (abogado de Litoral Gas) le pidió a la jueza que no se siga investigando hasta que la Corte responda”, dijeron los familiares de las víctimas que manifestaron en Tribunales, en diálogo con el móvil de El Tres.

“Nos quieren cerrar la boca y quieren agotarnos con tanta maniobra judicial dilatoria”, señalaron, y convocaron a una nueva movilización para este lunes, a las 19 en la esquina de Salta y Oroño.

Además, los familiares reclamaron que alguna autoridad política –la intendenta Mónica Fein, el gobernador
Antonio Bonfatti o la presidenta Cristina Kirchner– los reciba y denunciaron en el programa La primera de la tarde (Radio 2) que el mandatario provincial, que al principio se contactaba con ellos, hoy ni siquiera los atiende.

 

 

 

Fuente: Rosario3