Ignacio Del Vecchio, secretario de Control de la Policía, dijo quese recibieron 600 llamados a la línea gratuita habilitada para recoger reclamos por abusos de autoridad y apremios ilegales.

A un mes de la puesta en funcionamiento del 0800-444-3583 para denunciar irregularidades cometidas por la policía, en Santa Fe ya se recibieron unos 600 llamados. También muchos policías se comunicaron de forma anónima para efectuar un reclamo ante esta línea.

Así lo confirmó el secretario de Contro de la Policía de Santa Fe, Ignacio Del Vecchio, quien dio detalles del funcionamiento del 0800, que en su primer semana tuvo 120 llamados.
“Ahoras estamos bastante bien, con unas 600 exposiciones, algunas son denuncias y otras sugerencias”, contó Del Vecchio a “Todos en La Ocho”. Dijo que “denuncias contra policías todavía no hay demasiado”, pero que esperan tener un relevamiento para fin de año de este sistema. “Apenas recibimos las denuncias damos aviso a la fiscalía correspondiente, sea provincial o federal y si es contra un policía nos ocupamos nosotros”, señaló. La línea fue habilitada para denunciar abusos de autoridad, apremios ilegales o demás irregularidades que puedan cometer los agentes.

A la hora de dar detalles de los reclamos, dijo que son variados y van desde pedidos por mayores patrullajes en las calles hasta quejas porque no les tomaron una denuncia en la comisaría. Pero que no obstante “la gente de a poco se va dado cuenta que tiene un herramienta más para denunciar”.

“Incluso algunos policias llaman al 0800, y esto es importante”, resaltó del Vecchio, y agregó que “de forma anómina hay policias que denuncian”. Entre las situaciones más comunes, describió quejas porque nos les pagan horas extras o adicionales.

Coimas. Del Vecchio contó además que dos policías de la seccional 7ª de la ciudad de Santa Fe fueron arrestados en las últimas horas y pasados a disponibilidad por el delito de tentativa de extorsión. Están acusados de pedir una coima para morigerar la situación de un detenido.

La denuncia la presentó un recluso de la comisaría, al que un oficial auxiliar y un suboficial le exigieron 2 mil pesos en efectivo para morigerar su situación. “El hombre estaba detenido por tenencia de arma de fuego. Cuando el fiscal ordena su libertad la gente de la seccional 7ª aprovecha y vende su influencia para morigerar esto y le pide 2 mil pesos para dejarlo en libertad, por más que la libertad estaba ordenada”, señaló Del Vecchio.

El hombre fue a la fiscalía y tras ponerse al corriente de su situación regresó a la comisaría y pagó 1300 pesos. “Como los policías querían cobrar el remanente de 700 pesos, se hizo la denuncia ante la Secretaría de Control y Asunto Internos, y comenzamos una investigación prepatoria. Concurrimos a la comisaría con la vícitma, fotocopiando el dinero y con audio, y se procede a la entrega”, realtó Del Vecchio.

En agosto pasado ocurrió un caso similar en la subcomisaría 22ª de Rosario, donde se detuvo a tres policías por pedir dinero a cambio de liberar a un preso.

 

 

Fuente: La Capital