Una tormenta se desató cerca de las 5.15, en medio de una alerta meteorológica. En la ciudad y localidades aledañas hay casas inundadas. Se estima que en media hora cayeron unos 50 milímetros. Peatones y conductores, suma precaución.

 

En medio de una alerta meteorológica, una intensa tormenta se desató cerca de las 5.15. La gran cantidad de agua inundó rápidamente algunas calles que parecían riachuelos. El agua estaba al borde de numerosas viviendas y en otras tantas ingresaba de a poco. La situación se repetía en distintos puntos de Rosario y en localidades aledañas.

 

El informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advertía este martes sobre tormentas intensas, con abundante caía de agua y probable granizo. También anticipa actividad eléctrica y ráfagas de viento, al menos hasta las 11.30. Consultado por Radiópolis (Radio 2), el director de Defensa Civil, Raúl Rainone, consideró que cayeron más de 50 milímetros de agua desde las 5 de la mañana.

 

“Estimamos que entre las 5 y las 5.30 llovieron unos 40, fue mucha cantidad de agua en poco tiempo, por eso los inconvenientes”, explicó.

 

El pronóstico se hizo realidad muy temprano, cuando todavía estaba oscuro. La lluvia era incesante y muy cargada al punto de que las calles se llenaron de agua, formando verdaderos lagos en algunos cruces. En algunas intersecciones céntricas (San Luis y Pueyrredón, Godoy y San Nicolás, Pellegrini y Francia) se había acumulado gran cantidad de lluvia, de vereda a vereda.

 

En tanto, el termómetro marcaba unos 21 grados aunque el aire tan húmedo se sentía más fresco. Se prevé una temperatura máxima de 27 grados.

 

La situación se repetía en otras localidades de la región. Al sur de Rosario, el temporal causaba inundaciones y anegamientos en Villa Gobernador Gálvez y Pueblo Esther. También se registraban graves consecuencias de las lluvias en Timbúes.

 

 

Fuente: Rosario 3