El adolescente era oriundo de Corrientes; se descompensó cuando estaba en un boliche, sus amigos sostuvieron ante el fiscal que había consumido esa droga; falleció en el hospital; aún resta esperar los resultados definitivos de la autopsia.Un joven de 19 años murió en la madrugada del sábado en Villa Gesell, tras asistir a Pueblo Límite, uno de los boliches más concurridos de la ciudad balnearia. Felipe Balderiote, oriundo de Saladas, provincia de Corrientes, jugaba al básquet y había viajado a la costa con un hermano y sus amigos.

Según declararon los jóvenes que vacacionaban con Felipe ante la fiscalía local, el adolescente había consumido una mezcla de éxtasis y alcohol . Anoche, sin embargo, aún no habían sido confirmados los resultados finales de la autopsia y las autoridades judiciales de Villa Gesell aún investigan las causas de su muerte.

Según informaron fuentes policiales a LA NACION, los amigos del joven declararon ante el fiscal que el joven había consumido éxtasis en el hotel, antes de ingresar al boliche. Una vez adentro del local bailable, el grupo habría tomado alcohol.

Cerca de las 5 de la madrugada, Balderiote se descompensó. Sus amigos lo trasladaron en un remís hasta el hospital municipal.

“Ingresó a la guardia pasadas las 5.15 con signos de deshidratación y sudoración profusa. Los médicos no lograron reanimarlo y falleció a las 6.45. El caso generó una gran conmoción en el hospital local y en toda la comunidad”, informaron a este medio fuentes de la subsecretaría de salud provincial.

Los padres y un tío del joven viajaron desde la ciudad correntina de Saladas a reconocer el cuerpo de su hijo en la morgue local. La investigación quedó a cargo del fiscal Eduardo Lizarraga.

“La familia estaba muy conmocionaba y se mostraba sorprendida. Creen que si consumió drogas, se trata de la primera vez que Felipe tiene ese tipo de comportamiento porque era deportista”, señalaron fuentes a cargo de la investigación.

Felipe estudiaba Ciencias Económicas en Resistencia, Chaco. En su ciudad natal, le auguraban un futuro promisorio como jugador de básquet: había participado en las divisiones inferiores de la selección de básquet de Corrientes y era juvenil en el Club San Martín de esa provincia.

Tras conocer la noticia de la muerte del joven, en Twitter amigos y familiares expresaron su profundo dolor. “Gran jugador del Club Atletico Saladas, se nos fue el gran capitán”, fue uno de los mensajes de condolencias de uno de sus compañeros de básquet. “La familia sanmartiniana está de luto. El cielo ya tiene a su base titular. Q.E.P.D. Felipe Balderiote”, manifestó el club en el que jugaba Felipe.

 

 

Fuente: La Nación