Desde el Municipio brindaron información acerca de los trabajos que se realizaron durante el día de hoy en las zonas de la ciudad que continúan afectadas tras las intensas lluvias del martes. Se estima que en barrio Pompeya, en las próximas horas, terminará de drenar el agua mientras que se sigue trabajando en la zona de avenida Gorriti al norte.

Carlos Pereira (LT10)

Andrea Valsagna (LT10)


En conferencia de prensa, como se viene realizando en los últimos días, el secretario General del Municipio y la secretaria de Comunicación, Carlos Pereira y Andrea Valsagna respectivamente, brindaron detalles de los trabajos realizados durante la jornada de hoy en los barrios que continúan afectados tras las intensas lluvias del pasado martes.

 

“El sistema de bombeo sigue funcionando al máximo de su capacidad, todos los reservorios han empezado a bajar en su nivel. Solo nos está quedando la zona de Pompeya yen Juventud del Norte que hemos trabajado todo el día para bajar el agua”, comenzó diciendo Pereira.
En ese sentido indicó que “todos los problemas están concentrados de avenida Gorriti al norte, que todo esa agua drena a través de la laguna Setúbal y todo ese sistema está muy lento producto de que sigue recibiendo mucho agua tanto de Monte Vera como de Recreo, aunque hoy hemos coordinado acciones con Monte Vera”.
“Estimaos que en las próximas horas Pompeya ya no tendrá agua y respecto de Gorriti estamos expectantes porque sigue bajando pero lento”, manifestó el secretario General de la Municipalidad.
Evacuados

Respecto del número de evacuados, la secretaria de Comunicación, Andrea Valsagna, consignó que “en la tarde de hoy ya son 76 familias las que pudieron volver a sus hogares, las acompañamos con materiales de limpieza”.

 

Río Salado

 

Por otro lado, indicó que se sigue monitoreando el comportamiento del Río Salado, e indicó que- según registros del Municipio- a la tarde de hoy “está en 6.28 a la altura de la ruta 70”.
“Sigue creciendo y la perspectiva es que el río tenga una crecida por encima de este nivel”, agregó.

 

“No tenemos riesgos en la ciudad pero  si tenemos que monitorear la crecida porque tenemos familias que están afuera del anillo de defensa”, finalizó.