Un grupo de vecinos impulsó una medida cautelar que consiguió la aprobación del juez en lo Civil y Comercial Pedro Boasso. Resta la notificación a las partes.Si bien aún no se notificó oficialmente, la Justicia le hará lugar a una medida cautelar que interrumpe las actividades en el predio del ex Batallón de Comunicaciones 121. El recurso fue promovido por un grupo de vecinos que se manifiesta en contra del proyecto de urbanización que lleva adelante el gobierno provincial, y aceptado por el juez Pedro Boasso, a cargo del juzgado en lo Civil y Comercial Nº 16. Así se lo confirmó a este diario Hugo Giudici, vecino y uno de los impulsores de la determinación judicial.

La presentación se encuentra enmarcada en la ley 10.000, denominada de intereses difusos, y por la que los vecinos manifiestan que quieren mantener las características de espacio verde, que desde los organismos estatales no se respetaron los mecanismos de aprobación legislativa correspondientes y tampoco se realizaron los estudios de impacto ambiental que provocará esta obra de gran envergadura en la zona sur de la ciudad.

La iniciativa judicial, que es patrocinada por el abogado Jorge López Mirosevich, en esta ocasión consiguió la aprobación del juez, que corrió vista a la provincia. Algo que sucederá en los próximos días, antes de que termine la semana.

“El juez ordenó una medida suspensiva que está inserta en una demanda por ley 10.000 que presentamos un grupo de vecinos para detener las obras que se están ejecutando en el batallón. Se dispuso una medida cautelar que tendrá vigencia hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo”, contó Guidici.

Y explicó: “Nosotros entendemos que el artículo 41 de la Constitución Nacional es claro y nos asegura el derecho a una mejor calidad de vida. Puesta de manifiesto en este caso con lo que hoy es un espacio verde. Que está consolidado, y en uso, como espacio verde. Y en donde pretenden construir 1.200 viviendas además de otras obras como el Museo del Deporte, la Biblioteca del Bicentenario, y un Polo Tecnológico. Ese es el núcleo del problema, más allá de que hay cuestiones legales en las que también hacemos hincapié”.

En ese sentido, el vecino recordó: “Este predio fue comprado por fuera de una licitación pública, a través de un convenio entre María Eugenia Bielsa y Sergio Rossi. Se lo iba a destinar a entretenimiento, recreación, deportes, y hoy está siendo afectado a construcciones de viviendas. Además, nosotros reclamamos que para que este predio se disponga, debe tener tratamiento en la cámara legislativa, más allá del estudio de impacto ambiental”.

“Hoy se vuelve a comprar este predio para dárselo a los desarrolladores inmobiliarios a cambio de supuestas mejoras en el cordón Ayacucho, que debería hacer la Municipalidad de por sí, no como un intercambio de figuritas”, reclamó Giudici.

Desde la Secretaría de Hábitat de la provincia comunicaron ayer que anunciarán los próximos pasos una vez que se notifique oficialmente a las partes.

“Cambiará a la zona sur”

El proceso de urbanización que está desarrollando la provincia en el predio de 30 hectáreas del ex Batallón 121 incluye un Area Tecnológica, el Museo del Deporte, la Biblioteca del Bicentenario, 1.200 viviendas, escuelas, centros de salud, comisaría y espacios verdes. “Este proceso convertirá al predio en un gran espacio de disfrute para todos los rosarinos y cambiará enormemente a la zona sur”, señaló el gobernador Bonfatti cuando se presentó el emprendimiento.

 

 

Fuente: La Capital