Gabriel Ganón dijo que lo que dice el juez Juan Carlos Vienna “es absolutamente disparatado” y que la causa de Los Monos es “un desastre jurídico”.El Defensor General de la provincial, Gabriel Ganón, calificó como “un disparate” al acuerdo judicial para cerrar la causa de Los Monos y dijo que “le da cobertura a un mamarracho que le va a impedir a la ciudadanía santafesina saber la realidad de todo lo que pasó”.

En contacto con “Trascendental” de La Ocho, Ganón se refirió a la nota de La Capital, donde se anticipa un inminente acuerdo entre fiscales y defensores para avanzar en un juicio abreviado donde la banda de Los Monos reconocería haber creado una asociación ilícita, a cambio de una reducción de penas, con condenas que no excedan los nueve años de prisión. Vienna esta mañana dijo que el juicio abreviada es “un negocio jurídico” y cuestionó a la Justicia Federal por no acusar a la banda de la familia Cantero por narcotráfico.

Para el Defensor General, “resulta bastante paradójico que (el juez Vienna) hable negocios un juez que estuvo viajando con una persona acusada de varios delitos, entre ellos el de narcotráfico y lavado de dinero, como es el padre del Fantasma Paz”.

Ganón dijo que “Vienna fue denunciado por pedirle a un preso que cambie de abogado”, por lo que entiende que “su función judicial se vincula más con los negocios que con la Justicia”.

“Lo que dice Vienna es absolutamente disparatado, responsabiliza a la Justicia Federal cuando él se inmiscuyó en una causa que era de competencia federal haciendo todo un desastre jurídico que piensan darle cobertura con esta carátula de asociación ilícita”, resaltó Ganón.

Dijo además que “si no hay ninguna acusación concreta ni comisión de ningún delito contra ninguno de los integrantes de esa supuesta asociación ilícita este acuerdo es un disparate que le sirve a unos y a otros: a quienes encabezaron judicialmente este desastre, a quienes se beneficiaron políticamente y a quienes siguieron realizando sus negocios desde otros lugares, quizás privados de libertad”.

 

 

Fuente: La Capital