Con motivo de la coincidencia de las elecciones primarias y la fiesta de la Virgen de Guadalupe, se dispusieron algunos cambios en cuanto a la procesión y misa central de la fiesta.

En este sentido, el párroco Olidio Panigo indicó que “Monseñor Arancedo va a presidir la procesión y misa el sábado a las 16 horas, no el domingo. El domingo simplemente va a presidir, a las 16 horas, una misa dentro de la Basílica. Porque a la fiesta vienen personas, no solo de la ciudad, sino de la región”.
Además, Panigo indicó que otro de los cambios que se darán en esta nueva edición de la fiesta de la Virgen es que “por la noche, normalmente permanecía abierta la Basílica, este año, debido a que la policía va a estar afectada a todo el operativo especial con motivo de las elecciones, después de la misa, a las 24 horas, la Basílica se cerrará y se reabrirá a las 7 de la mañana del domingo hasta las 23horas”.
Por otro lado se remarcó que los servicios para los peregrinos estarán garantizados pero no se contará con el operativo especial que se montaba en otros años.
“Los servicios de parte de la Basílica asegurado para todos aquellos que puedan venir, de parte de la Municipalidad, la policía, los servicios de salud, también manteniendo lo mínimo necesario pero no contando con el operativo de otras ocasiones”, indicó el cura párroco.