Una vieja locomotora diesel tuvo que brindarle auxilio a la formación cero kilómetro de origen chino. Tuvo una falla eléctrica y los 85 pasajeros debieron continuar el viaje en colectivo. Eso sí, llegaron a Rosario mucho más rápido.

 

A dos semanas de su puesta en marcha, el tren de pasajeros Rosario-Retiro registró el miércoles pasado su primer contratiempo. La formación que trasladaba unos 85 pasajeros había salido de Capital Federal a las 16, pero la máquina cero kilómetro de origen chino tuvo un desperfecto energético y quedó varada. Una vieja locomotora diesel remolcó la formación hasta una playa de maniobras en Migueletes. Desde allí, el pasaje subió a colectivos dispuestos por Trenes Argentinos y llegaron a Rosario con una novedad: mucho más rápido que las 6 horas y media que demanda el trayecto en tren. El servicio de regreso desde esta ciudad directamente fue cancelado.

 

Luego de casi 23 años de ausencia, el tren de pasajeros volvió a darle conectividad ferroviaria al trayecto Rosario-Retiro. Pero a dos semanas de la puesta en marcha de su único servicio diario, se produjeron las primeras dos cancelaciones debido a este primer desperfecto.

 

El 19 de este mes, a las 16, el servicio anunció su partida con destino Rosario y 40 minutos después quedó varado en el empalme Coghlan. “Las máquinas nuevas son diesel, pero lo que tuvo fue un problema eléctrico en la cabina que provocó una falla general. Como todo motor mecánico sino hay chispa no hay arranque”, aclaró un vocero de Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse).

 

El inconveniente no pudo ser resuelto en el lugar, a la altura del ramal José León Suárez vía San Martín. Rápidamente se montó un operativo para que una vieja locomotora diesel enganchara los vagones y los llevara hasta una playa de maniobras en Estación Migueletes (partido de San Martín).

 

Veloz

 

Desde el Sofse aportaron un dato más. “El inconveniente se produjo en medio de las vías electrificadas, por lo cual los 85 pasajeros no podían ser descendidos allí. Una vez, que se desalojo la zona y se encontró este lugar, ascendieron a colectivos y prosiguieron su marcha a Rosario”, explicó una funcionaria del Sofse y admitió: “Llegaron más rápido (que las seis horas y media que demora el servicio en la actualidad) y por supuesto no pagaron nada”.

 

Desde el punto de vista técnico, los funcionarios afirmaron que este tipo de fallas no se pueden prever con anticipación, incluso habiendo partido hacía instantes de Retiro. Y si bien el servicio diario se normalizó el jueves pasado, el regreso de la medianoche desde Rosario Sur a Capital Federal fue cancelado.

 

“Nos resultó imposible garantizar la llegada de una formación para que regresara a Capital. Por eso el servicio se reanudó con normalidad al otro día, desde Retiro”, señaló la vocera de la empresa estatal ferroviaria.

 

Ambas fuentes consultadas remarcaron que estas fallas “son rutinarias, normales, ordinarias y parte de la operatoria”, para remarcar que “en 90 a 100 días más, el tiempo de traslado será el mismo que los servicios de colectivos de larga distancia”.

 

La referencia fue hecha a raíz de la puesta en condiciones y renovación integral de la segunda vía, un total de más de 500 kilómetros que se están ejecutando en 11 tramos distintos a lo largo del recorrido entre la Capital Federal y Rosario.

 

 

 

Fuente: La Capital