El sismo sacudió una vasta zona de Nepal, parte de India, Tíbet y Bangladesh; hubo avalanchas en el Everest; temen que haya miles de muertos.

Un fuerte terremoto -de magnitud 7,9- sacudió hoy una extensa región en Nepal, India, Tíbet y Bangladesh, derrumbó casas y templos centenarios, produjo avalanchas en la cadena montañosa del Himalaya y mató a más de 700 personas, entre miles de heridos.

Según un recuento de las autoridades de Nepal, el país más afectado, 699 personas murieron en su territorio. “El balance de víctimas subió a 699 en todo el país”, indicó Laxmi Prasad Dhakal, vocero del Ministerio del Interior.

El sismo, con una magnitud preliminar de 7,9, ocurrió antes del mediodía (hora local) y se sintió más severamente en la capital nepalí, así como en el valle de Katmandú, densamente poblado. Una réplica de magnitud 6,6 sacudió la zona una hora más tarde. Réplicas menores mantuvieron en alerta a la región durante horas.

Fue el peor terremoto que haya sacudido violentamente a Nepal en más de 80 años. Además, avalanchas barrieron una cara del Everest y al menos 30 personas resultaron heridas en la montaña, según las autoridades.

El terremoto también sacudió varias ciudades del norte de India y se sintió en lugares tan distantes como Lahore, en Pakistán; Lhasa, en el Tíbet, y Bangladesh. El balance provisorio indica que 20 personas murieron en India, seis en Tíbet, dos en Bangladesh y dos en la frontera entre Nepal y China.

La extensión y la gravedad de los daños aún están por determinarse. Mientras tanto, continúan las tareas de rescate y remoción de escombros, mientras miles de personas se encuentran en las calles ante el riesgo de que los edificios colapsen.

 

Fuente: La Nación Digital