La sentencia fue emitida por un tribunal antiterrorista por el ataque perpetrado contra hoy Premio Nobel de la Paz el 9 de octubre de 2012.

PESHAWAR, Pakistán. – Los diez islamistas que atentaron contra la vida de la adolescente paquistaní Malala Yousafzai, quien milita por el acceso a la educación para las mujeres de su país, fueron condenados hoy por un tribunal antiterrorista paquistaní a cadena perpetua, lo que en Paquistán supone una pena de 25 años en prisión.

“El tribunal Antiterrorista condenó a cadena perpetua a los diez insurgentes que atacaron a Malala”, dijo el portavoz de la Oficina de Investigación Policial, Aijaz Khan.

La sentencia fue emitida por un tribunal antiterrorista en Mingora, principal ciudad del valle del Swat, en el norte de Pakistán, donde fue atacada la joven activista que posteriormente recibiera el Premio Nobel de la Paz.
El Ejército paquistaní había arrestado en septiembre pasado a los diez sentenciados, insurgentes pertenecientes al grupo islamista Shura, vinculado al principal grupo talibán del país -Tehreek e Taliban Pakistan (TTP)- por su participación en el ataque perpetrado contra Malala el 9 de octubre de 2012.

La joven, un icono de la lucha por la educación femenina, volvía a su casa tras realizar unos exámenes cuando el vehículo en el que viajaba con otras quince niñas fue abordado por dos hombres armados que la tirotearon tras identificarla.

Después de ser trasladada a un hospital de Rawalpindi, cerca de la capital del país, la adolescente fue llevada aún inconsciente al Reino Unido, donde fue tratada de sus heridas y reside con su familia.

El Nobel de la Paz 2014 premió en octubre los esfuerzos por los derechos de los niños de la adolescente Malala, junto con el indio Kailash Satyarthi.

 

 

 

 

Fuente: La Nación/Agencias AFP y EFE