Surge de un estudio realizado por el Ministerio de Salud bonaerense; involucró a 1600 análisis, de los cuales el 1,4% dio positivo.

La mayoría de los enfermos por hepatitis C contrajo esa enfermedad por el consumo de drogas, de acuerdo a un estudio realizado por el Ministerio de Salud bonaerense que se dio a conocer hoy, en el marco del día de la Concientización Nacional sobre esa enfermedad.

El dato surge de una campaña de testeo que se realizó en nueve centros públicos en abril último e involucró 1600 análisis, de los cuales el 1,4 por ciento dio positivo y la mayoría refirió el consumo de drogas como origen de la enfermedad.

La hepatitis C suele ser lenta y no dar síntomas por mucho tiempo; se contagia, en la mayoría de los casos, por compartir jeringas y “canutos” para la inhalación de cocaína o por el contacto sexual sin preservativo.

Por eso, el gobierno bonaerense instó a los grupos de riesgo a realizarse el análisis de sangre que permite diagnosticar la enfermedad y evitar que desemboque en cirrosis, cáncer y en la necesidad de un trasplante.

Desde la Dirección Provincial de Atención Primaria detallaron que los testeos, gratuitos y confidenciales, están especialmente indicados para mayores de 18 años que consumen o consumieron drogas inhalatorias o endovenosas, mantuvieron algún contacto sexual de riesgo, conviven o han convivido con personas con hepatitis virales crónicas o se hicieron alguna vez tatuajes o piercings.
La campaña, que incluye los test de diagnóstico y la difusión de la medidas de prevención, se realiza gratis en los hospitales provinciales Rossi y San Martín de La Plata; Mi Pueblo de Florencio Varela y Alende de Mar del Plata; el Centro de Testeo y Asesoramiento de VIH-Sífilis y Hepatitis virales de la UNLP; los hospitales municipales de Pigüé y Bahía Blanca, y el Laboratorio Tomás Perón.

Además, en abril de 2011 el gobierno provincial incorporó el diagnóstico, seguimiento y atención clínica de las hepatitis virales a su programa de VIH-Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), que distribuye los medicamentos antirretrovirales (a cargo del Estado nacional) a las personas que conviven con esa enfermedad en territorio bonaerense y carecen de cobertura de obra social.

“Por eso, desde el mes de abril y hasta el 31 de mayo estamos convocando a todas las personas que pudieran haber estado expuestas al virus a concurrir a nuestros centros de testeo gratuito para poder llegar al diagnóstico, que para el paciente consiste únicamente en una extracción de sangre”, explicó el ministro de Salud de Buenos Aires, Alejandro Collia, en un comunicado.

 

 

 

Fuente: La Nación