Los valores volvieron a caer en la licitación del referente Fonterra y los productores esperan un recorte de los precios que les pagan las industrias. Dicen que necesitan 30% más.Los productores tamberos no encuentran solución a una crisis que conjuga la baja internacional del precio de los lácteos y la imposibilidad de que aumenten en el mercado interno de la mano de una baja del consumo, según publicó El Cronista.

En su última licitación, la láctea Fonterra, referente global de precios, confirmó una baja de 3% al valor de la leche en polvo, cuando los productores ya esperaban que las industrias les informen bajas en los precios de liquidación en los próximos meses. En paralelo, los productores insisten en que necesitan cobrar 30% más por su materia prima para seguir en el negocio.

A la crisis se suma que, según informó Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) cambió el sistema de comercialización de la llamada leche cruda, “con un corrimiento en los plazos de pago de leche ya entregada implementado por algunas industrias lácteas”. La entidad rural no dudó en culpar a “la ineficiencia de las políticas lecheras aplicadas por este gobierno”.

Por su parte, las industrias están mal. Las dos líderes del mercado, Mastellone y SanCor, vienen mostrando números rojos difíciles de revertir. En el caso de la dueña de La Serenísima, las pérdidas del primer trimestre del año, que alcanzaron los $ 250 millones, fueron explicadas por los “los precios internacionales de la leche en polvo” que, según dijo, cayeron cerca de 50% respecto de 2014, además de un “atraso en la recuperación de los mayores costos registrados en el ejercicio 2014”, porque “los niveles de consumo de la economía no han tenido una recuperación adecuada”, con un efecto sobre los precios.

Según información del mercado, Mastellone está cerca de aplicar una baja de más de 10 centavos por litro de leche, sobre un promedio de entre $ 3,10 y $ 3,20 cobrado actualmente por los productores. Pese a sus intentos, El Cronista no logró confirmar esta información con al compañía.

SanCor, por su parte, también está en problemas. Con pérdidas que alcanzaron los $ 367,3 millones en nueve meses, la firma, donde persiste un ánimo cooperativista anunció que sostendrá el precio a los tamberos. Así lo informó su presidente, Gustavo Ferrero. Sin embargo, es difícil precisar a qué costo mantendrá ese nivel. El empresario se encargó de destacar que, “si bien la Argentina se mantiene en los 11.000 millones de litros anuales (de producción), sabemos que de los 8.000 millones que se consumen en el mercado interno y el saldo exportable sale el precio al productor”, y agregó que “los commodities siempre copiaron la curva del precio del petróleo”. Pero en medio del malhumor de los tamberos, un menor precio puede desatar un nuevo conflicto.

 

 

Fuente: InfoCampo