El ex secretario de Transporte está cerca del juicio oral y público; su defensa presentó un recurso extraordinario para llegar al Máximo Tribunal.La defensa del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime recurrió a la Corte Suprema de Justicia con un planteo de prescripción en la causa por supuestas dádivas de empresarios a los que debía controlar, se informó hoy en los tribunales.

En mayo pasado la Cámara Federal de Casación Penal confirmó que la causa no está prescripta y que el ex funcionario debe someterse a un juicio oral y público. Pero ante ese fallo, ahora la defensa presentó un recurso extraordinario para que el caso llegue al máximo tribunal del país.

El juez federal Julián Ercolini ya fijó en dos oportunidades la fecha de comienzo del juicio pero la defensa de Jaime y los otros acusados hicieron distintas presentaciones que dilataron el proceso, por lo cual el magistrado suspendió la prescripción de la causa.

Según el expediente, entre 2006 y 2009 Jaime recibió 15 viajes en avión a Brasil, Uruguay y Córdoba de los empresarios Cirigliano y de Jorge Molina, ex directivo de Aerolíneas Argentinas, a quienes por su función como secretario de Transporte debía controlar.

Junto con Jaime y los empresarios también fueron enviados a juicio oral Manuel Vázquez -operador cercano al ex funcionario- y su hijo, Julián Vázquez.
Otras causas contra Jaime

Además de este proceso, Jaime está siendo juzgado por la llamada “Tragedia de Once” y está procesado por supuesto enriquecimiento ilícito.

El juez federal Sebastián Casanello ordenó repatriar desde Uruguay el yate de nombre “Capricornio”, cuya propiedad se le adjudica al ex secretario de Transporte, valuado en 1.400.000 dólares y amarrado en el puerto de Piriápolis.

Además la justicia le atribuyó a Jaime un avión, 13 autos, ocho inmuebles, un hotel, un spa y acciones en empresas.

 

 

Fuente: La Nación