El seleccionado femenino de hockey sobre césped consiguió un lugar, tras la clasificación de Corea del Sur, entre los mejores cuatro equipos de la ronda semifinal de la Liga Mundial de Bélgica.

 

El triunfo de las coreanas sobre las locales por penales liberó la plaza asiática, que se suma a la vacante que deja libre Brasil por no cumplir con los requisitos que impone la FIH y el COI para los equipos anfitriones.

 

En consecuencia, por el sistema de clasificación que planeó la FIH, consiguieron una plaza los dos cuartos de las semifinales de la Liga Mundial, y como Las Leonas quedaron en esa ubicación en Valencia, España, se aseguraron un lugar en la cita de Río.

 

En Valencia, el equipo que orienta Santiago Capurro había desperdiciado dos chances: en semifinales cayó agónicamente ante China por 2-1 y luego perdió el tercer puesto en definición por penales australianos ante Alemania, seleccionado con el que había igualado 1-1 durante los 60 minutos reglamentarios.

 

Tras quedar cuartas en España, a Las Leonas aún les quedaba la posibilidad de ganar los Juegos Panamericanos de Toronto. O esperar que liberen plazas los campeones continentales.

 

Y como Corea del Sur liberó la plaza asiática, que se suma a la plaza de Brasil, Las Leonas estarán en Río buscando su primer oro olímpico.

 

Con anterioridad, el representativo nacional conquistó la medalla de plata en Sydney 2000 y Londres 2012 y las medallas de bronce en Atenas 2004 y Beijing 2008.

 

Desde hoy, las chicas de Capurro comienzan la preparación para los Juegos Panamericanos de Toronto y más allá del ferviente deseo de lograr la presea dorada, que se les escapó por primera vez en Guadalajara 2011, enfrentan el certamen con la tranquilidad de tener asegurado un lugar en la cita olímpica brasileña.

 

 

Fuente: Infobae