Así lo determinó la autopsia, según confirmaron fuentes de la investigación a LA NACION; la joven recibió una herida de arma blanca y un golpe que sería por la caída; buscan testigos.

Melisa Tuffner, la joven de 22 años que fue hallada inconsciente en la calle el domingo pasado y luego falleció en el hospital, fue apuñalada. Fuentes de la investigación confirmaron a LA NACION que así lo determinó la autopsia, en la que se descubrió una herida de arma blanca en la cabeza de la víctima. Además, la joven presentaba un fuerte golpe en el cráneo, que podría ser producto de la caída luego de haber recibido la puñalada.

Melisa salió de su casa el pasado domingo alrededor de las 18.40 para ir al centro cultural “El Gringo” de Glew en Almirante Brown, donde hacía acrobacia. Luego iría a la cancha de Temperley, su club, para presenciar el partido que ese club jugó contra Independiente. Sin embargo, nunca llegó al centro cultural. Un grupo de vecinos la encontró tirada en la calle, inconsciente, en la esquina de Ascasubi y Gutiérrez, a pocas cuadras del centro cultural.

La joven fue internada ese día en el hospital Sirio Libanés de la ciudad de Buenos Aires, a donde llegó con muerte cerebral. Falleció allí ayer por la mañana.

Su familia y los investigadores buscan testigos que puedan haber visto lo que le sucedió a la joven. La investigación cambió de carátula de “averiguación de causa de muerte” a homicidio.

La investigación es llevada adelante por la UFI 12 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

 

 

 

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios