Lo afirmó Carlos Oehler, diputado provincial de Jujuy por la UCR. De esa forma repudió la muerte del militante Ariel Velázquez, de 22 años, quien fue atacado por repartir boletas.

Carlos Oehler (Radio Eme)

 

“Es un tema doloroso particularmente para los hombres que militamos en el radicalismo de Jujuy, pero creo que para los argentinos en general”. De esa forma, el legislador jujeño dio cuenta de la conmoción que provocó la muerte del joven Velázquez al ser consultado por Cero KM (Radio Eme, de lunes a viernes de 9 a 13). Así también, Oehler hizo hincapié en que “hay una realidad que, a veces, no se percibe salvo cuando pasan estas cosas. Acá hay una cooptación por parte del gobierno provincial con un tema que es remanido y una característica muy evidente de los gobiernos K que es la cooptación de los medios de comunicación”, enfatizó.

 

Dicho de otro modo, “la manipulación de la pauta oficial, en provincias como la nuestra, evidentemente permite el manejo discrecional de medios de comunicación que hacen que algunos temas aparezcan y otros no tengan visibilidad. Y no la van a tener en la medida que ese tema moleste o genere algún tipo de inconveniente para el gobierno provincial”, aseveró el diputado radical.

 

En ese contexto, Oehler apuntó al “blanqueo de la sociedad política de Milagro Sala, la Tupac Amaru y el gobierno de (Eduardo) Fellner”. Esto implica que “todo aquello que pone en evidencia la virulencia, la intolerancia, la incapacidad de convivir con gente que piensa diferente de la Tupac Amaru afecta de manera directa al gobierno y, entonces, estos temas comienzan a no tener visibilidad por disposición del propio gobierno”, indicó. Y agregó: “Desde hace tiempo se viene generando un manto de impunidad sobre hechos de violencia de la Tupac Amaru, fruto de la presión que ejercer el gobierno provincial sobre el Poder Judicial de la provincia que hace que muchos jueces no intervengan en cuestiones violentas para evitar el efecto negativo sobre el gobierno provincial”, esgrimió.

 

En relación con la gravedad de los hechos, el diputado fue categórico: “La Tupac se ha transformado en el brazo violento del gobernador Fellner. Y esto lo hemos vivido durante el período previo a las PASO: la imposibilidad de sostener en el espacio público la propaganda gráfica. Inmediatamente después de colocar nuestros afiches, en menos de media hora, estaban absolutamente tapados por la organización que maneja la Tupac que tiene una estructura muy fuerte sostenida en los planes sociales”, denunció.