Mediante un comunicado titulado “Estamos a tiempo de evitar una catástrofe” todas las sociedades rurales de la provincia advierten que se cumplen los presagios de abundancia de stock, que las industrias bajaron los precios a los productores y eso no se vio reflejado en las góndolas y que ahora suspenderían el retiro de materia prima en forma selectiva. Piden que el gobierno provincial se ponga al frente del reclamo.Las sociedades rurales de la Provincia de Santa Fe, representadas en CARSFE, han venido advirtiendo de la difícil situación de sobre stock que se produciría a consecuencia de la falta de competitividad de precios para la exportación debido al deterioro del tipo de cambio.

Advertimos también que esta situación iba a generar no solo una baja en el precio de la leche en tranquera de tambo, que ya se produjo, y que el consumidor no lo vería reflejado en la góndola, sino que se llegaría a que las industrias suspendieran la compra de materia prima en forma selectiva (con no menor ánimo de revancha sobre aquellos, productores o grupos, que le han dado pelea en la formación de precio).

La solución a esta coyuntura es la exportación de los volúmenes excedentes al consumo interno. CARSFE viene proponiendo, junto a otras entidades de la producción, al gobierno provincial que se ponga a la cabeza del reclamo de sus tambos e industrias pidiendo al gobierno central que las exportaciones que se realicen entre septiembre y diciembre de 2015 liquiden las divisas dentro de los 180 días del embarque.

Además: – que se pongan en marcha mecanismos de financiamiento ya disponibles.

– Haya funcionamiento de las herramientas que transparentan el mercado generadas en estos años como precio de referencia, contratos lácteo, capacidad de pago de la materia prima de los productos lácteos en puerta de fábrica, arbitrajes para que de ahora en más se den claras señales de precio a todos los integrantes para la toma de decisiones.

– Exista permanentemente un ámbito de discusión provincial donde estén todos los actores para el seguimiento de la coyuntura y estructura de este sector estratégico para la provincia.

Creemos que aunque la crisis en la lechería argentina es grave, aun estamos a tiempo de evitar una catástrofe.

 

 

Fuente: Esperanza Día x Día