El ministro del Interior de ese país vecino, Jorge Burgos, brindó el último reporte. Evacuaron a un millón de personas de las zonas costeras. Suspendieron las clases y celebraciones de las fiestas patrias.

 

El ministro del Interior de Chile, Jorge Burgos, dio a conocer en las últimas horas el balance de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) tras el devastador sismo que sacudió anoche al país vecino. El reporte confirmó un total de ocho muertos y un millón de evacuados de las zonas costeras (por la alerta de tsunami que cesó recientemente).

 

“Debemos lamentar la pérdida de las cinco personas que ya se han informado y agregar a otras tres, para hacer un total de ocho fallecidos”, dijo, según reprodujo el diario local El Mercurio.

 

Las víctimas fatales fueron identificadas como Isabel del Carmen Jopia García, de Coquimbo, quien falleció mientras se desplazaba en motocicleta por la costanera de esa ciudad; María Esmeralda Menay Carvallo, quien murió en Catapilco debido a un paro cardiorrespiratorio, y Félix Jesús Aguilera Tapia, de 19 años de edad, quien perdió la vida durante un rodado de rocas en Monte Patria.

 

El funcionario transmitió las condolencias del gobierno a las familias y los allegados a las víctimas, y recalcó que el grado de preparación que muestra el país frente a hechos de este tipo, tanto en lo público como en lo privado, “permiten que la cifra de fallecidos sea comparativamente baja con respecto a fenómenos de esta magnitud”.

 

En paralelo, se mantiene la búsqueda de Eduardo Enrique Carrera Pulido, de 58 años, quien permanece desaparecido. Se encontraba en la localidad de Puerto Sargento Aldea, al sur de Tongoy, cuando se perdió su rastro.

 

Coquimbo, la zona más crítica

 

En tanto, el director de la Onemi, Ricardo Toro, señaló que se desplazaron equipos de emergencia hasta la Región de Coquimbo, que fue la más afectada por el fenómeno.

 

Desde el Ministerio del Interior, precisaron que, además de Coquimbo, las comunas de Illapel, Salamanca, Canela y Los Vilos, en la provincia de Choapa, se mantienen bajo zona de catástrofe, según dispuso anoche la presidenta, Michelle Bachelet.

 

Con su epicentro en el mar, el sismo alcanzó una magnitud de 8,3 grados en la escala de Richter, y su impacto se hizo sentir en varias provincias argentinas, entre ellas, Mendoza, San Juan, Córdoba, Paraná y Santa Fe, donde temblaron edificios y otras estructuras.

 

Por los efectos causados, la mandataria del país vecino suspendió las clases entre las regiones de Atacama y Los Lagos, incluida la Región Metropolitana, y también las celebraciones previstas en marco de las fiestas patrias que se celebran por estos días.

 

 

 

Fuente: La Nación