En la víspera, la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) sede Rafaela, convocó a una reunión entre actores de los eslabones primarios de la cadena láctea: productores y pequeñas y medianas cooperativas de productores -socias de la Mesa- que procesan buena parte de la leche producida en la zona: entre ellas de Villa Ana, San Guillermo, Villa San José, la cooperativa Los Molinos de Esperanza, La Unión y La América, entre otros.

 

También se cursó invitación a las empresas Williner y Saputo, pero no asistieron representantes de ninguna de las dos mayores industrias lácteas regionales.

 

Más baja

 

Al culminar la reunión, La Opinión dialogó con Fernando Córdoba, secretario de Meprolsafe, para obtener de primera fuente las aristas sobre las cuales había girado el encuentro.

 

“Conversamos sobre la situación actual porque este mes de septiembre que terminamos hoy (por ayer), hubo una nueva baja [en el precio del litro de leche que cobra el productor] de aproximadamente 15 a 20 centavos. La industria estuvo sentada haciendo números y se llegó a eso”, explicó Córdoba.

 

El diálogo transcurrió viendo qué acciones se pueden tomar, porque -dijo el dirigente-, “sabemos que el conflicto, tirar leche o el bloqueo de las industrias no es la solución, el Estado nacional está ausente, ya hace 30 días que se terminó de reunir la Comisión Técnica, que se expidió sobre lo que había que hacer (N.del R.: la creación de un fondo compensador para ayudar a las industrias que exportan), y no tuvimos ninguna novedad”.

 

Agregó: “la Subsecretaría de Lechería [que dirige Arturo Videla] no existe, tendrían que haber dado un paso al costado, ya que no se logró ningún avance en estos años. No tenemos interlocutores válidos en ningún estamento, y la idea es ver que podemos hacer para instalar el tema, que esta situación no se aguanta más”, dijo.

 

Precios

 

Las bajas en los precios pagados al productor han sido tomados unilateralmente por la industria que compra, ya que no hay ninguna instancia arbitral.

 

Córdoba señaló que, “un tambo de 100 mil litros, en este último mes ha dejado de facturar 120 mil pesos, con la baja que ha tenido de $ 1,20 en los últimos meses el litro de leche”. Para ser precisos, hablando de precio neto sin subsidio, en mayo de 2015 el precio pagado al productor era de $ 3,20, y hoy estarán cobrando $ 2,20, es decir un peso menos por litro, respecto de mayo. En cuanto al costo de producción de ese mismo litro de leche, Córdoba respondió que, “No lo podría decir ya que los insumos han seguido subiendo. Está todo paralizado y empeorando”, subrayó. Daniel Gorlino, un productor lácteo de Presidente Roca, había anticipado este precio en una nota de La Opinión publicada a principios de septiembre.

 

En tanto a partir de hoy se conocerá si finalmente las empresas Milkaut y La Lácteo no retiran más materia prima de los tambos como lo habían anunciado oportunamente para octubre.

 

Protestas

 

Por todo lo anterior Meprolsafe junto a Caprolec (de Córdoba) están diseñando acciones a tomar cuando el 12 de octubre se inaugure la muestra MIL en la ciudad cordobesa de Morteros. Para la misma fecha acciones similares han sido pensadas, para ser ejecutadas en la Plaza 25 de Mayo de nuestra ciudad.

 

“Tenemos que ser creativos, volantear, tirar globos negros. Va a haber autoridades ahí [en la MIL] -dijo-. Y también protestaremos en la Plaza de Rafaela cuando empecemos a recibir las liquidaciones de la leche de septiembre. Veremos si contamos con el apoyo de las otras entidades del agro”, indicó; a la vez que concluyó diciendo que: “hoy puedo decir que también SanCor estará bajando los precios”.

 

 

 

Fuente: La Opinión