Más de 70 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario y de San Lorenzo, junto con personal de la División Judiciales del Nodo 4, llevaron a cabo allanamientos en Rosario y Granadero Baigorria.

 

Más de 70 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario y de San Lorenzo, junto con personal de la División Judiciales del Nodo 4, llevaron a cabo allanamientos en Rosario y Granadero Baigorria en procura de capturar a la banda que el 28 de septiembre pasado robó 1.5 millón de pesos de la sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe de Capitán Bermúdez. En los operativos fueron detenidos cuatro hombres cuyas identidades no trascendieron, todos con cuantiosos antecedentes penales, y además se secuestraron celulares, vehículos, boletas de depósitos por cifras cuantiosas, 118 mil pesos en efectivo, armas y municiones, elementos de electrónica y prendas utilizadas al momento del hecho.

 

Fueron 12 los allanamientos autorizados por el fiscal Aquiles Balbis, de la Unidad Fiscal del Distrito San Lorenzo, en los que participó la PDI para detener a cuatro de los integrantes de la banda que participó en el atraco. Los efectivos actuaron en viviendas de los barrios La Cerámica, La Esperanza y el FONAVI de Casiano Casas, donde se lograron las detenciones.

 

En zona norte

 

Durante la mañana de ayer los operativos más relevantes fueron en una vivienda de calle Cruz Chica, en la zona norte de Rosario, donde se secuestraron unos 40 mil pesos en efectivo, cuatro boletas de depósitos por diferentes importes, un auto Citroën C3, dos teléfonos celulares y un boleto de compraventa automotor. El segundo procedimiento fue en la calle Valle Hermoso al 1800, también en la zona norte, secuestrando cerca de 36 mil pesos en efectivo y dos teléfonos celulares.

 

El tercer allanamiento se realizó en una casa ubicada en calle Quito al 1600, esta vez en la vecina localidad de Granadero Baigorria. En el lugar se arrestó a un hombre de 28 años involucrado en el robo al Nuevo Banco de Santa Fe y se secuestraron otros 36 mil pesos en efectivo; y en otro lugar cercano unos 6000 pesos más además de una Volkswagen Saveiro y un Citroën C4, una pistola marca Tunder calibre nueve milímetros con su numeración limada y su cargador con catorce proyectiles intactos, además de un porta cargador y otro cargador de una pistola nueve milímetros con 11 municiones.

 

También se incautaron cinco balas calibre 9 milímetros, cinco calibre 38 y un automóvil Ford Ka. El detenido fue trasladado a sede policial, quedando a disposición del Juzgado pertinente. En los procedimientos también se allanaron viviendas en Palestina al 1400, Irigoyen al 1400 y Superí al 1300, pero algunos arrojaron resultados negativos y no se recogieron otros elementos para secuestrar.

 

Tareas de calle

 

Según fuentes policiales, el desbaratamiento de la gavilla se produjo a través de tareas de investigación en la calle y también de estudios de gabinete. Se recabaron testimonios que hicieron base en los distintos movimientos de dinero de personas que no mostraban capacidad económica antes del atraco, se filmaron distintas situaciones que comprometían a personas con antecedentes delictivos por robos calificados y luego se hicieron cruces de información hasta que se pudo identificar a varios integrantes de la banda y se determinó el rol de cada uno y los vehículos utilizados.

 

Según el comisario de la PDI San Lorenzo, Jorge Felio, los operativos comenzaron a las 6 y se extendieron a lo largo de la mañana sin registrase resistencias por parte de los detenidos.

 

El robo ocurrió el 28 de septiembre último luego de que se retirara de la sucursal del Banco de Santa Fe de Capitán Bermúdez, ubicado en San Lorenzo al 600, el camión de caudales. Entonces los maleantes, sin efectuar un solo disparo, se llevaron las sacas con un millón y medio de pesos que aún no habían sido ingresadas al tesoro. Los detenidos quedaron en la alcaidía de la Unidad Regional XVII.

 

 

 

Fuente: La Capital